Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Dicho esto, la emperatriz ocupó el centro del semioiroulo que formaban los caballeros españoles. Sonaron las músicas que aoompañabaii á las dos comitivas, y la nueva soberana de España, después de abrazar á sus hermanos, se despidió de ellos y emprendió con los enviados de su esposo el camino de Badajoz, en cuj a ciudad descansó y. fué festejada durante siete días. El S de Marzo de 1526 entró solemnemente en Sevilla; tres días más tarde se dirigió allí el emperador, 3 después de un gran recibimiento, el arzobispo de Toledo celebró la misa en que los esposos se velaron. La emperatriz era tan hermosa que justificó la divisa que la dieron, y que consistía en las tres gracias, con este mote: Ras habet et superat. A éstas tiene y exceda, con lo cual. la llamaban la cuarta de aquellas deidades. Tenía una gran idea de la dignidad real, y creía que la reina no debía manifestar nunca debilidad ni flaqueza, de tal modo, que siendo sumamente laborioso el parto en que dio á luz á su hijo primogénito el príncipe D. Felipe, sufrió grandes dolores, que aumentaban su congoja por los esfuerzos sobrehumanos que hacía para ahogarlos. -Quéjese y grite, la decía la comadrona que la asistía, que asi se aliviará V. M. A lo oual ella contestaba en su lengua natal: -Nao me falléis tal, minha comadre, que eu morreré, mas nao gritarei. Su laboriosidad era tanta, que ni ella estaba u n solo momento ociosa ni consentía que lo estuviesen sus damas, haciéndolas hilar en la corte telas que destinaba á los pobres y á los peregrinos que iban á visitar el Santo Sepulcro. Administró y dirigió los reinos con gran acierto en ausencia de su esposo, del que fué una tierna y leal compañera. Además del príncipe D. Felipe, después Felipe II, que nació en Valladolid el 21 de Mayo de 1527, tuvo otros hijos. El infante D. Juan, que nació también en Valladolid el año 1528, y. murió de alferecía; el infante don Fernando, que nació al año siguiente, y que tampoco se logró, muriendo de pocos meses; la infanta Doña María, que nació en M a d r ü en 1529 y llegó á ser la esposa de su tío el emperador Maximiliano II, del que tuvo numerosa descendencia, y que después de viuda vino á terminar sus días al oonvento de las Descalzas Reales de esta corte, y la infan. V- 5 c c: ta Doña Juana, que casó con el príncipe D. J u a n del Brasil: fué madre del rey D. Sebastián, y ñguró mucho en el reinado de su hermano Felipe 11. La emperatriz Doña Isabel falleció en Toledo el 1. de Mayo de 15 S 9, cuando sólo contaba treinta y seis años de edad; y fué tanto el dolor que esta pérdida causó al emperador su esposo, que se retiró á llorarla al Monasterio de la Sisla, situado fuera de la ciudad, y allí hizo voto de no sustituiída con otra esposa, aunque sólo tenía cuarenta años cuando se quedó viudo. El cadáver de la emperatriz fué ti asladado con gran pompa á Granada para enterrarle al lado de sus abuelos los Eeyes Católicos D. Fernando y Doña Isabel, y en la traslación ocurrió la conversión que hizo del joven y apuesto D. Francisco de Bqrja, marqués de Lombay, primogénito del duque de Gandía, uno de los santos más insignes de la Iglesia- católica. Felipe I I hizo trasladar al Monasterio del Escorial en 1574 el cuerpo de su madre, y allí reposa desde entonces. KASABAL DIBUJOS DE E S T E V A N