Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS SUCESOS DE VALLADOLID Como cualquier pero lo que agravó golpe en un orga- la cuestión fué el nismo dolorido pue- tiempo que tardó de producir oom- en ser conjurada, 5 i y pli (jaciones- y pro- la manifiesta inhaduce desde luego bilidad de las autovivísimo dolor, así ridades y la interun incidente cual- vención hostil de quiera, viniendo á los obreros poruña turbar la d i f í c i l parte y de los otic o n v a l e c e n c i a do ciales por otra nuestra desdichaLo que no consida nación, puede guieron las extemD, JUAN F MAMBRILLA D. JOAQUÍN GARRIGO traer revueltas y poráneas medidas DISECTOR IUTBPIÍÍO DB L l ACAOKWH t r a s t o r n o s cuyas de fuerza tomadas lICHBF, TOKOKLHIStTÍHSrDAD DUTAltADOI- In DE CABALUBf Foxg. de Várela HermauTS consecuencias más por la autoridad, son para temidas que para calculadas. pudieron lograrlo la propia cordura y mutua generoPor esta razón los sucesos de Valladolid, nacidos sidad de los contendientes, simpáticas cualidades de una causa fútil y ya terminados por fortuna, juveniles que hábilmente fueron excitadas por los profesores do la Univercausaron inmensa sensasidad y de la Academia, ción en toda la Penínformándose comisiones sula y fueron comentamixtas de profesores y dos sabrosamente on el alumnos, que en breve extranj ero. tiempo solucionaron el No hornos do repetir K c o n f l i c t o satisfactoriael relato de lo ocurrí o; mente. consignaremos en síntePresidió la comisión sis que una cuestión priuniversitaria el catedrávada entro un alumno de tico de Derecho D. J u a n la Universidad y otro do Francisco Mambrilla, y la Academia de Caballela militar el director inría dio lugar á que est xterino y jefe do Estudios diantesy cadetes, tomande la Academia, teniente do la defensa do uno y coronel D. Joaquín Gao. ti 0, so acometieran en rrigó. diversos lugares de la Si lamentable fué la localidad, tux- bando más ití: J i contienda, hermoso por ó m. enos gravemente el rs. 7. Y ACr. l. V I) K S A FLIANCISCO lodo extremo ha sido el orden público. acto de pública reconciDisputas son éstas sin importancia en sí, y no es la primera vez que en liación de estudiantes y cadetes. El vecindario de VaValladolid ocurren tales diferencias, como consignó lladolid ha contemplado con entusiasmo el desfile de con gran oportunidad El Liberal en un curioso artículo; los jóvenes, confundidos en un abrazo de fraternidad. ACADEMIA DE CAB. LLERIA UNIVERSIDAD DE V- A. LLADOLID. Fo og. Viuda é HiJ s de Per án Us