Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IPiiíllliililliiliiRlIi vvv; vv- Vv- v: v v; j v y r. v. w: víJl. P El pi eoepto reglamentario que ordena sea bienal la celebración de estos certámenes creyóse qne por esta vez iba á quedar incumplido, y, á decir verdad, no hubiera levantado muchas protestas la medida, que n los dolorosos acontecimientos del año último hubiei- a tenido la más perfecta justificación. Y esta advertencia, que á primera vista pa. rece censura, no es sino elogio de la actual Exposición, que, en nada desmorece de las anteriores, á pesar de haber sido convocada como por sorpresa y cuando en el ánimo de la mayor pai- te de los artistas había por lo menos la duda do que el Certamen se celebrase. No acostumbramos en estas ocasiones hacer crítica, mas aunque esa fuera nuestra intención, dejaríamos por ahora de llevarla á la práctica, ya que por exigencias materiales estas líneas se escriben antes de que el público haj a empezado á visitar los salones de la Exposición. Y en, todo cuanto con el público se relaciona no conviene que la critica, ni siquiera la información, se adelanten á él. Muchas veces éste, por puro instinto, descubre en las obras de arte bellezas que la crítica no ha logrado encontrar, y en todo caso aprecia mucho mejor que la gente del oficio el interés y oportunidad de la, s obras, condiciones que á veces han valido recompensas mereoidísimas á obras de mérito intrínseco no muy sobresaliente. En nuestra rápida visita á la Exposición durante. los días del barnizado, hemos participado del entusiasmo de los artistas hacia las obras de Sorolla, Emilio Sala, Moreno Carbonero y Blay, en primer ténnino, más nada podemos anticipar en este número, ó por lo menos en estas primeras planas, ya que no sabemos todavía qué sitios de la Exposición serán este año los preferidos por el público. L. R. V- F tLutíiaH. Alr. HVia- A, Kamirez. EL JURADO Santa Mar- iH. Peiayo, ViUejias. Salnt- Aubin. Casen-