Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
H a b r i que oirte si á las C. rtes vienes. Vas á decir vei- dadñs como puños; que ol decir lo que sientes, y muy claro, sabes hacerlo hasta en perjuicio tuyo. Candidato ha de liaber de más prosapia, V más rico y más guapo, no lo dudo; pero más papular? Eso, ¡nances! mis popular que tú no habrá nmguno. Quién no conoce á Ensebio Blasco? ¡Nadi. C m lo que tú has escrito en siete lustros xv para hacer cincuenta literatos, un siendo los cincuenta muy fecundos. Sólo una vez me dijo un caballero: ...Blasco. J ¡Blasco... Me suena... ¿No es d. Burgos? í era el que esta decía un psrsonaie! ¡Un sonador del Koino! ¿Será bruto. ue por sor religioso no te apoyan algunos socialistas? ¡Buen absurdo, cuando los socialistas en España rinden á Iglesias fervoroso culto! ¡Animo, y á luchar! Mas no te olvidos, cuando pronuncies tu primer discurso, de qiio aquí la política es negocio y no hay más que una ley: la del embudo. ViTXL AZA A EÜSEBIO BLASCO C A N D I D A T O SOCIALISTA TÚ eres mi candidato. ¡Ya lo oreo! Cuenta, pues, con mi voto, que es seguro, y como yo te votarán muchísimos, si es que te juzgan como yo te juzgo. Si todo el que es autor te diera el voto, ya estaba, Ensebio, asegurado el triunío, pues no hay un madrileño que no tenga su dramita en estado de canuto. Tu decisión aplaudo. Tú ya sabes quü yo te admiro y que te quiero mucho, y á í) ios le pido que el deseo logres sin que te cueste la elección ni un duro. Digo que á Dios lo pido, y ¡ay, Ensebio! nino- ún caso hace Dios de estos asuntos, porque si El se mezclara en elecciones no habría pucherazos ni chanchullos. Hágame caso ó no, yo se lo pido, y á que lo alcances con empeño lucho, y no porque te llames socialista, católico, apostólico baturro. Te voto porque sí; porque en ti admire cualidades que admira todo el mundo: el talento, el tesón, la independencia, I 1 iir 1 1 i I sssn. o j 5 y- c,