Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
IDKS Teresa Mariahi Todos los años, dios Eusebio Blasco, se anuncia lar venida de la primavera por el tío de los tiestos, el pregón del requesonero y los cómicos italianos. Eteotivamente, todos los años las compañías italianas realizan su excursión por esta época. Ante nosotros han desfilado las más grandes figuras del teatro italiano: la Eistori, Eossi, la Dusse, Novelli, la Mariní; sólo Tina di Lorenzo, hoy una de las figuras más salientes del teatro contemporáneo, no ha pisado todavía nuestra escena. Teresa Mariani, la estrella de la compañía que actúa en la Comedia, es verdaderamente digna del aplauso y del encomio con que ha sido saludada por la prensa y el público Tiene la gentil actriz italiana, sin entrar en el terreno siempre molesto de las comparaciones, con- diciones verdaderamente extraordinarias, flexibilidad de talento que la permite abarcar y dominar todos los géneros, desde el dramático al cómico de vavÁevüleT Acento, pasión, ternura, una dicción irreprochable pues- ta al servicio do una figura por demás sugestiva é inte- rosante, hacen de Teresa Mariani una maravillosa intér- prete de las creaciones de los autores. Vaya, pues, nuestro. aplauso para una artista tan envidiable, que pocas veces como en ésta se presenta más lucida ocasión. El Capitán Verdades Justamente han llamado la atención pública los artículos que firmados con el seudónim. o que sirve de epígrafe á estas líneas ha publicado nuestro querido colega El Nacional acerca de supuestas inmoralidades cometidas por altos funcionarios durante el último y lastimoso período de la dominación española en Filipinas. Las acusaciones concretas lanzadas por el articulista contra determinados jefes militares produjeron en todos los círculos y en la opinión, ya apenada y dolorida, el efecto que era de esperar, promoviendo las cuestiones personales de rigor en estos casos, más la reunión de tribunales de honor é intervención de los tribunales militares. La índole especialísima de las cuestiones debatidas, así como las garantías que para la justicia tiene la intervención en el asunto de las autoridades, nos impide, y en otro caso nos excusaría, toda discusión sobre el asunto. Mas en esta página de nuestro periódico oreemos que tiene de derecho lugar preferente el retrato del Capitán Verdades, que es hoy la figura de más palpitante actualidad. L. U. Folog. de Amador