Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL CIEGO DE JERICÓ -S e ñ o r- -suplicó el ciego, -haz que yo tenga vista. -Tenia- -le respondió Jesús, -y sabe que tu fe te ha salvado. Súbitamente ol ciego recobró la vista y siguió tras de su Salvador, glorificando á Dios. El milagro aumentó la fe y el entusiasmo de la multitud, que prorrumpió en alabanzas ú Jesús, y éste hizo suentrada triunfal en Jericó. No rehusó entonces las aclamaciones populares ni impuso silencio, como en otras ocasiones, al que acababa de hacer objeto de su virtud; diríase que se apercibía para su próxima triunfal entrada en Jerusalén. Refiere San Lucas este milagro, y parecida relación hace San Mateo y San Marcos, con la diferencia de que éstos cuentan el prodigio como ocurrido á la salida de Jericó y no á la entrada. San Mateo, además, refiere que fueron dos los ciegos á quienes Jesús devolvió la vista en aquel lugar. Con tal motivo, algunos conientLidores tratan de concordar los textos de los tres primeros Evangelistas suponiendo que se trata de un solo milagro. El sentido más ortodoxo y conforme con los más respetables y autorizados comentadores de los sagrados libros, paiece ser el que distingue dos milagros distintos, aunque análogos. El primero á la entrada de Jericó, que es el que refiere San Lucas; el segundo á la salida de Jesús de aquella villa, que es el contado por San Mateo y San Marcos, nombrando aquél á los dos ciegos y éste al único que era conocido en la villa donde era nombrado Bartimeo-