Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS MILAGROS PE UENEZARET i barca que llevaba L Jesúsyá sus Apóstoles habla arribado por la maílana al país de Genezar ó Genezaret, en cuya playa los discípulos adoraron áJesiis después de los varios prodig: ios que había obrado aquella noche en la travesía por el lago. Ya la fama del milagro de la multiplicación de los panes que había ocumdo el día antes, se había extendido en aquel país por los testigos llegados durante la noche del otro lado del mar de GaHlea. Por tanto, así que los genezarenos, hombres rectos y sencillos, supieron la llegada de Jesús, corrieron de todas partes á su encuentro con viva fe, recibiéndole, según dice San Mateo, como al Profeta, al enviado de Dios, t su Mesías; todos los corazones se le rendían y lo eran iifectos. Jesús estaba allí como en medio de sus hijos. Bien podemos poner de nuevo en los divinos labios las polabras que en otro pasaje anterior iel mismo Evangelio copia el citado Apóstol: -Venid íi mí todos los queestaistrabajados, y yo os aliviaré. La fo obra por la caridad dice el Apóstol; y por esto se manifiesta en estos honrados genezarenos que tuvieron la dicha de conocer al Salvador. Deseosos de que otros participasen de su felicidad, enviaron por toda aquella tierra á anunciar la llegada de Jesús, á fin de que los enfermos pudiesen ir, aun de los lugares más lejanos, Ci implorar socorro y curación. Ellos misinos, dice el Evanííclista, recorriendo toda aquella comarca, le traían de toda ella los eníermos en sus eami-