Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JESÚS SOBRE LAS AGUAS Esta aparición gübila en medio de la obscuridad de la noche v entre lus sudores de angustia que la lucha con los elementos producía en el ánimo de los discípulos, lejos de tranquilizarles, colmó su terror. Creyeron en la aparicióii de un fantasma vyiitaron llenos de miedo, Jesíis habló entonces. -Calmaos- -les dijo; soy yo, no temáis. Y Pedro respondió: -Maestro, si eres tú, mándame ir hacia ti sobre las aguas. V e i e dijo Jesús. Al instante Simón descendió de la barca y marchó sobre el agua al e n cuentro de su Maestro. Pero la violencia del viento y el asombro que el milagro le prodtijera le hicieron vacilar y empezó í sumergnse. -Maestro ¡sálvame! ritó, Jesús extendió lamano. asió la de Pedro y levantándole le dijo: Hombre de poca fe, ¿por qué has dudado? Jesüs V Pedro subieron á la barca; cesó el viento al instante, y á los pocos momentoSj como llevada por fuerza milagrosa, la barca de Jesús y sus discípulos llegaba á la otra orilla del lago. Jesi is habfa marchada sobre las aguas, había hecho caminar íi San Pedro había calmado la tempestad, había hecho avanzar á la barca en un momento un trayecto de muchas horas. Los ojos de los discípulos, aún no abiertos con el milain o de los panes, dejaron caer su venda ante los nuevos prodigios obrados por Jesús, y postrándoseante él, le adoraron diciendo: -Tú eres, en efecto el hijo de Dios.