Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MULTIPLICACIÓN DE LOS PANES L sol había desaparecido detrás; de las montafias, y Jesús hablaba todavía. Los Apóstoles, inquietos, seacercaron Asa Maestro, diciéndole: -Este lugar estA desierto y es ya muy tarde; despide á esta gente para que tengan tiempo de volverá sus aldeas ó encontrar que comer en los pueblos vecinosJesús les dijo: -Esta gente me inspira inmensa piedad; tres días hace que me siguen sin tener que comer; si los despido ahora, desfallecerán en el camino; muchos de ellos vienen de muy lejos- -Dadles vosotros mismos de comer- -añadió sin turbarse. Tal respuesta asombró á los discípulos. ¿Dedónde iban k sacarellospan para tanta gente, ni siquiera dinero para comprarlo? Evidentemente los discípulos no pensaron en el poder de su MaestroNiniíu no de ellos sofió decirle que El podía proveer á todos, y eso que las palabras de Jesús parecían dirigidas á despertar en sus discípulos aquella Te ciega. Felipe- -exclamó, ¿dónde e n c o n t r a r e m o s pan para que esta multitud coma? Pero Felipe respondió como todos los demíis: -Doscientos dineros no bastarían para que cada uno de los que te siguen probase un bocadoEntonces Jesús, dirigiéndose ú todos, les dijo: ¿Cuántos panes t e liéis? Id y buscadlos. Uno de los discípulos, Andrés, hermano de Simón, corrió á informarpe y volvió do allí ú poco, diciéndole al Maestro: -No tenemos mus que cinco panes y dos peces;