Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA ENFERMEDAD DEL PAPA Durante la pasada semana, ha sido éste el primer tema de la actnalidad europea. Sabido es que con frecuencia se ocupan todos los diarios del mundo de la salud del Soberano Pontífice, ya que su avanzada edad convierte en grave cualquiera dolencia. Esta vez los rumores alarmistas tenían f andamento. Sa Santidad se sintió enfermo el día último del mes pasado, hasta el extremo de sufrir algunos síncopes, que hicieron necesaria la suspensión de audiencias y otros actos anunciados para el día 28. Reconocido Su Santidad por el médico de cabecera Dr. Lapponi, vióse que la causa de la dolencia era un quiste que León XIII padecía desde hace treinta aiSos, y cuya extirpación se hizo precisa. Guando el médico de Su Santidad y el famoso cirujano Dr. Mazzoni demostraron al ilustre enfermo la necesidad de proceder á la extirpación del tumor, el Papa permaneció un momento pensativo; después exclamó: -CútnplaBe la voluntad de Jesús, de quien depende nuestra salud. Hágase la operación como se propone. BL DOCTOE MAZZONI Inmediatamente se procedió á ejecutar la operación quirúrgica, que duró FAMOSO C I E W A N Ó nueve minutos. En el lavado y colocación del aposito sobre la herida, emplearon los facultativos treinta y seis minutos; de modo que en tres cuartos de hora quedaren terminadas la operación y la cura. Cuando fué tendido el Papa sobre el costado derecho para efectuar la extracción del tumor. Su Santidad dirigió al Dr, Mazzoni estas palabras: -Profesor, ejecutad cuanto hayáis de hacer, pero evitad hasta donde sea posible que sienta dolores. Después de terminada la operación, que el Papa soportó con valor admirable. Su Santidad se mostró muy sereno y dijo á los doctores: -Me habéis librado de una verdadera molestia. Su Santidad pasó bien la primera noche, y á la mafiana siguiente los médicos se manifestaron completamente satisfechos del estado del aus usto enfermo. El ¡ri i.iii i M ¡i. i iii i i i l i i I l r I... i i i i i i i i i l i M i i i i- vu i I i i i ¡i i i i- i i l i- v a l l i a n i i f- -ii- i. ii- í- i i i- i i i i i I I i i I 1 i- i i -i i l i e ¡i i i l i l i- I ri- il. DOEMITOBIO DS SU SANTIDAD El Papa sufrió heroicamente la operación quirúrgica. Creo que pocos hombres de. su edad la habrían afrontado con tanta calma y presencia de ánimo; el Dr. Mazzoni y yo nos quedamos sorprendidosi Tenemos toda clase de motivos para estar tranquilos. Hasta puede suceder que este incidente quirúrgico sea ventajoso para la salud de hierro del Santo Padre y prolongue su vida, como lo desean todos los católicos, y especialmente los que han tenido la fortuna de conocer de cerca su inmensa bondad y su gran cultura. El Papa se restableció rápidamente, entrando en tan franca convalecencia, que pocos días después pudo dar su acostumbrado paseo por los jardines del Vaticano. EL PAPA EN COSVALKeBKCiA