Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA MUERTE D FAURE La prensa diaria ha referido con todo Injo de detalles la muerte súbita de Mr. Félix Faure, ocurrida en París el jueves 16 del corriente, y los acontecimientos ocurridos en la capital y en Versallea con motivo de tan sensib e accntecitniento. Limitarémonoa, por consiguiente, á extractar el susodicho relato, amplián dolo con nuestras noticias particulares, que serán como explicación de la información gráfica que damos adjonta, y que juzgamos sobremanera interesante para nuestros leítores. Mr. Faure había hecho todo el día del jueves su vida ordinaria: paseo matinal á caballo. Consejo de Ministros y audiencia pública. A las cinco de la tarde se encerró con su secretario Mr. Gall en su lujoso despacho del Elíseo, y allí le sorprendió al caer la tarde un ataque de apoplegla, cuya gravedad hizo imposible el traslado del enfermo á sus habitaciones particulares. Hubo que traer una -Aii. L E I H O MOETUOEIO BN BL DBSPACHO PESSIDENUIAL i- l cama al despacho presidencial, y en ella expiró á las diez de la noche el Pretidente de la República Francesa, á quien basta para hacer famoso en la historia de su país el tacto y habilidad con que logró la solemne publicación de la alianza con Eusia. Nuestra primera fotografía, tomada en París momentos después de trasladar el cadAver da Mr. Faure á la capilla ardiente, reproduce fielmente el lugar de la mortuoria escena, y no puede menos de impresionar el sencillo improvisado lecho, la cruz y las velas que le alumbran en medio de la snntaosa estancia, decorada con todo el lujo del estilo Imperio. La noticia no se hizo pública en París hasta el áíx siguiente, en que el periodismo se apoderó de un tema tan sensacional para desarrollarlo con pluma y lápiz, dándole toda la importancia que el suceso tenía. LAS, XtSTAS BS El, ELÍiBO Tras de las verjas del Elíseo se colocaron mesas con pliegos en blanco, que poco á poco fueron cubriéndose de firmas, y puede decirse que todo París desfiló por delante del palacio presidencial. Nuestra segunda fotografía es una instantánea tomada en el patio del Ehseo, cuando ilustres personalidades de la capital de Francia acudían á firmar en las listas de pésame. La vida del Estado no se interrumpió por un solo momento. Dada cuenta á las Cámaras del triste suceso asumió, por ministerio de la ley, las funciones de jefe del Estado el presidente del Senado, quien convocó para el día siguiente á la Asamblea Nacional, que debía reunirse en Versalles. Con una VOTACIOÍT DEL NÜBVO PSESIDENTE EN VBESALLBS