Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
FÉLIX FATJEE Elegido en 17 de Enero de 1895 DK T H I K R B A. (VEINTIOCHO AÑOS DB BBPÚBMCA EN FRANCIA) El 19 de Febrero de 1871 la Asamblea JSfacLonil reunida en Burdeos nombraba presidente del Poder Ejecutivo d Luis Adolfo Thiers, un patriota que, arrostrando la impopularidad y aun las iras de todos sus conciudadanos antesy durante la guerra con Prusia, resultó después de la Commune el único francés con suficiente prestigio para empíender la obra de la regeneración de Francia. Dada la cobardía de todos nuestros políticos en caso parecido y reciente, sería caso de evocar para Espafia sola la memoria de Thiers, aunque el fallecimiento de Mr. Félix Faure no hiciera oportuno el recuerdo para toda Europa. Mas uo siendo estas páginas el lugar más á propósito para tales evocaciones, ni semejante propósito el mío al trazar estas líneas, vuelvo á mi tema, haciendo constar la coincidencia de que veintiocho justos después de aquella fecha, el 18 de Febrero de 1899, la Asamblea Nacional reunida en Versalles eleva á la más alta magistratura de la Nación á Mr. Emilio Loubet, que ocupa el número siete en la lista de presidentes de la tercera K pública Francesa. El mejor saludo que podemos dirigir al nuevo presidente, es el de desearle tanta fortuna política y mejor sue te personal que la que tuvieron sus antecesores. En efecto; si en estos veintiocho afios Francia se ha repuesto del desastre hasta el extremo de no ser conocida, sus seis presidentes, á cayos nombres respectivos va unida larga lista de ventajas y progresos para la nación, no alcanzaron la dicha de terminar felizmente su mandato. El caso de Grévy no puede considerarse como excepción, ya que su desgraciada segunda época presidencial borra por comjdeto la feliz terminación de la primera. Luis Adolfo Thiers concluyó la desastrosa gtierralde la Commune; firmó la paz de Francfort; logró eLanticipo de la tremenda contribución de guerra impuesta por les prusianos; reorganizó el ejército y restableció el crédito nacional. Sin embargo de todo ello, la oposición parlamentaria le hizo dimitir su elevado cargo el 24 de Mayo tle ISÍS. Mac- Mahon, su sucesor, llevó á la piresidéncia de la República las glorias militares de su bastón de mariscal, y tuvo la satisfacción patriótica de pagar el último céntimo de aquella exorbitante contribución de guerra. Pero sus tendencias ultraconservadoraa, su repugnancia por la política republicana, le atrajeron rudísima oposición en las Caica ras y en la mayoría de la opinión, viéndose forzado á dejar el puesto como su antecesor, por dimisión que le fué admitida en 30 de Enero de 1879. El mismo día fué elegido presidente Julio Grévy, cuya primera época trajo á Francia notables triunfos diplomáti. eos y coloniales. Reelegido en 28 de Diciembre de 1885, hubo de luchar sin tregua contra el Voulangerismc, cayendo al fin ruidosamente dos años después por la venta escandalosa de condecoraciones, en que aparecía complicado Wil Bon, el yerno del presidente.