Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
jííJíí- V í í lbi rÑÁVAL Eí PARÍS Kuestro distinguido colaborador P, Ribera, eon cuya. 8 obras de puro carácter parííiienee hemos honrado repetiaaa veces nuesíras planas, nos remite la adiunta nota artística del hermoso Carnaval de París, oue línicamente tiene irival en el famoso de 2 viza. Flebca el Carnaval propia para derrochar en ella riqueza y buen gusto, alegría y spril, claro es que únicamente el pueblo francés, y de áste la población de París, tienen de sobra aquellos medios y cualidades para dar brillo espléndido á las Carnestolendas. Los bailes de la Grande Ópera son la nota más espléndida y fastuosa del Car naval del mundo. Millares de francos se derrochan en una noche sobre las riquísimas aiíombras del salón. Los taponazos del champagne y los compases del vals ejecutado por numerosa orquesta apenas se escuchan entre el barullo ensordecedor de máscaras y de embromados; infinidad de parejas y cuadrilles pagadas se encargan de justificar el nombre de baile dado á un espectáculo que no es sino súbita explosión de vida ale- gre, de entusiasmo y ardor juveniles que tienen inmensa válvula en los bailes de la 4 x, CÍ Ópera, deslumbrantes de luz, de animación y de riqueza. La moda de los con ífí y de las serpentinas tiene en esos bailes su foco; átomos y cintas de paper llenan el espacio como nevada de éolores j perfumada explosión de centellas, constituyendo un espectáculo q xe, una vez visto, jamás se olyida. DIBUJO DE P Í E I B E E A