Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
gran nave de la Administración, y los focos de luz indirecta, descritos por pluma incomparable en otro lugar de tste número, dan á los empleados luz clara y cenital sólo comparable á la del día. Para que el lector se íorme idea de la labor que pesa sobre la Administración de BLANCO y IÍEGEO, baste decir qne la revista mantiene relación constante con sus setecientos cincuenta y seis corresponsales, á los cuales les f aeren remitidos en el año anterior tres millones y medio de ejemplares, distribuidos en doscientos cincuenta mil paquetes, cuyo franqueo importó más de cuarenta y cinco mil pesetas. El papel necesario para la susodicha tirada importó la suma efectiva de cincuenta y dos mil quinientos veinte duros. A estas relaciones administrativas del periódico con sus corresponsales hay que añadir las que sostiene á la continua con los fabricantes y proveedores de las materias primeras, las relaciones económicas con los ciento cinco empleados, redactores y obreros que trabajan en la casa, y cuyas nóm nas ascienden al afio á la cantidad de doscien- GEAN MESA DE CONTABILIDAD tas cincuenta y dos mil pesetas, y los servicios y necesidades de la casa misma, cuyos diversos talleres y dependencias exigen la existencia de un gran almacén para todos los productos de mayor consumo. Como remate de estas notas, daremos algunos dates que acaso resulten interesantes para el lector curioso. El papel que se emplea para la impresión y tirada de BLANCO Y KKGKO viene de la reputadísima fábrica La VascoBelga, de Rentería, convenientemente cortado en pliegos de 58 por 8 á centímetros. Con estas dos cifras como únicos (latos, fácil ha sido hacer los cálculos siguientes: Tendidos uno tras otro los noventa y seis mil doscientos cincuenta y cuatro pliegos de papel que se gastan en la tirada de un solo número por su dimensión más larga, se formaría una faja que llegaría desde Madrid hasta Segovia. El papel gastado en un afio alcanza aproximadamente la cifra de cinco millones cinco mil doscientos veinticuatro pliegos, los cuales, unidos y estendidos, arrojan una superficie de dos millones cuatrocientos treinta y ocho mil quinientos cuarenta y cinco metros cuadrados, sobre los cuales podrían fundarse quince ciudades como Madrid. Si del cálculo de supeiflcie pasamos al cálculo lineal, observaremos que diches pliegos, colocados uno tras otro, formarían una cinta de papel de una longitud de cuatro millones doscientos cua ro mil trescientos ochenta y ocho metros. Esta cinta podría rodear á España completamente, ó bien cruzarla ci. atro veces por su mayor diámetro, y equivale á tres veces la distancia entre Madrid y Paríp. Apilados los pliegos unos sobre otros, y dada la altura media de una resma de quinientos pliegos, que es de cinco centímetros y medio próximamente, firmaríí. n una columna de quinientos cincuenta metros de altura, equivalente á asi dos veces la torre Ejffel, y á cinco veces y media la Giralda de Sevilla. Finalmente, esa. cant 5 dad. de papel pesa dtscientos cincuenta mil doscientos etsenta y en kilo r? iro 9, los eo es confitituyen la carga máxima de veinticinco vagones de ferrocarril. Txjis BLRJI 7 J 0