Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
orcíiatoJhica Directoriie Blanco Tíegro -r e ef gusto f- Hp, C P íC iy e 9 y (n le W tx se P J aS SiasííiáÉL ICA Con verdadera satisfacción cumplimos un deber de cortesía y de gratifead ofreciendo á nuestros lectores la casa de BLANCO Y NKGEO, que si no es obra suya material, producto es, al fin y al cabo, de su benevolencia y de su favor. Bien quisiéramos qne la casa fuera suficiente para que todo nuestro público tomara de ella posesión esta tarde, mas como exigencias de tiempo y de espacio no permiten que tal cosa ocurra, hacemos este número, qué es como inventario de nuestra hacienda, ofrecido á aquellos que no pueden visitarla, relación de cicerone dirigida al lector curioso que no puede directamente satisfacer su curiosidad, información que hacemos de nosotros miamos por no considerarnos excepción en la fiebre informatoria que presta luz y color á la prensa moderna. Las más brillantes plumas de nuestra colaboración se han encargado- en el presente número de presentar y describir al lector la nueva residencia de BLANCO Y NBGBO; todas ellas han cumplido BU misión no sólo con el acierto y justeza esperados, sino con elogios cariñosos ofrecer á A í a Casarse esíaReviáa y aceptación acaeo parezca inmodestia de nuestra parte. Desecharlog gjji embargo, cuando vienen autorizados por firmas respetables y acreditadísimas, fuera, en nuestra opinión, insigne descortesía ó mo gigatería aún más culpable. No; con mucho gusto aceptamos estos aplausos y eétos elogiois para trasladarlos á quienes en primer término son acreedores á ellos. Depositarios nosotros sólo por el momento suficiente á unir nuestra sincera gratitud con la autoridad de aquellas firmas, enviamos íntegros todos los plácemes y enhorabuenas al distinguido arquitecto, director de las obras, D. José López Sallaberry, cuyas felices iniciativas fueron admirablemente secundadas por el inteligente aparejador don Bámón Mauri; á la casa Znloaga y á los Sres. Mensaque, de Sevilla, que en los azulejos que decoran la fachada, la imprenta y la galería, han demostrado no tener rival en esa renacida industria. Sean también aquellos elogios para el Sr. Wateller, pintor y escultor decorativo; para el 8 r. Maumejean, vidriero de arte; para el marmolista Sr. Estrada, y para, los Sres. Mnnar y Guitart, de Madrid, de cuya acreditada fábrica proceden los ascensores y montacargas para nuestros talleres. Aun á riesgo de que algún nombre se nos olvide, nos complacemos en seguir citando á todos los colaboradores en la obra de nuestra casa: la compañía Maestu, de Vitoria, constructora del magnífico piso de asfalto natural para los talleres y paso de carros; la fundición artística de los Sres. Masriera y Oampins, de Barcelona, autores de la balaustrada y cancelas de hierro; los Sres. Sturgess y Poley (Madrid y Londres) que han confirmado una vez más su envidiable reputación en las instalaciones de máquinas de vapor; la casa Siemens y Halske, de Berlín, sin rival para las instalaciones eléctricas, de que es modelo la que recorre nuestra ca 8, honrando por igual á dicha sociedad y al joven ingeniero D. Carlos T. de Tolentino, bajo cuya acertada dirección se han hecho los trabajos; á la Compañía eléctrica de Chamberí y á su ingeniero D. José María Hernández, que ha dirigido el montaje de los acumuladores; al peritísimo ingeniero D. Jacobo Schneider, autor de los notables proyectos para la instalación de caloríferos á baja presión, aprovechando el vapor de escape; al arquitecto D. Luis Sanz, que ha proyectado y dirigido la colocación de lavabos y water closet; al hábil fontanero. D. Clemente Berriguete y á los consumados artistas en ebanistería señores Amaré y D. Juan Arcas, autores del numeroso y variadísimo mobiliario. A la industria y al arte españoles honran igualmente los Sres. Costa y Ponce, de Barcelona, con sus aparatos eléctricos; Eardú y Compafiía, con sus acreditados pisos de parquet; la casa de D. Pedro Quintana, de Manreea, de donáe proceden las transmisiones; la acreditadísima fábrica de D. Dionisio Segura, de Madrid, que ha construido los sillones y sillas de cuero repujado; y la casa Girod, autora de la notable red de relojes eléctricos, cuya instalación ha dirigido el electricista meíánicoD. Jacobo de Pando. De intento hemos dejado para final el nombre de Arija, á cuyo soberano gusto de artista modernísimo y original se debe la traza y proyectos de decoración del Dáspacho y Salón de Fiestas. Finalmente, á todos y cada uno me complazco en dirigir desde. este sitio, en nombre de la Empresa de BLAKCO Y NEQBO, el aplauso que han merecido por B S iniciativas y notables trabaíps. U