Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r i r f A- X. V TEATRO DE LA VIDA Vl í- K v RKF O RIJLÜO X P í D E o -Todavía m e sigue la calentura. E L J E F E -A c e r q ú e s e u s t e d m á s á la estufa. P E D E D -N o sefior; estoy bien. E L J E F E ¿Y se va u s t e d á poner ahora e n camino? P E D E O ¡Q u é l e h e d e hacer! E l corazón m e está d a n d o saltos por ver á mi m a d r e E L JKFE -Mire u s t e d que v a á caer u n a helada d e primera. ¡Si yo tuviese siquiera u n a caballería que ofrecerle! P E D E D -N o sefior; gracias. Si voy m u y bien á piel A n t e s a n d a b a las dos leguas e n u n a h o r a E L J E F E -S i pero ahora No m e parecen m u y firmes esas piernas. P E D E D -C o m o voy hacia casa... E L J E F E -E s o es posible que haga el milagro. Si u s t e d quisiera quedarse e n l a estación h a s t a mafiana por la mañana... P E D E D -N o señor jefe; agradeciendo. ¡Tengo u n a p e n a de abrazar á todos! E L J E F E -S e comprende. E nfin, como usted quiera. P E D E O -P u e s ya me voy. ¡Salud por m u c h o s a ñ o s! E L J E F E ¡V a y a u s t e d con Dios, h o m b r e y b u e n a suerte! P E D E D (en el camino de Aldeagrande) ¿Qaé les voy á decir lo primero? Lo primero besarles y abrazarles. ¿Y ellos qué m e dirán? Lo primero b e s a r m e y a b r a z a r m e llorando. E s t a s de la derecha s o n las tierras del C o n d e E s t a s n o se h a n ido á Cuba, y e s t á n t a n majas. ¡Bien labradiaas las tienen! Si los h o m b r e s fuéramos como laa tierras, que no se m u e v e n d e u n sitio Ahora estarán todos e n la cocina y hablando d e m i Que cómo vendré; que cuándo llegaré P u e s hoy, madre; pues hoy a u n q u e me coja por el camino la calentura. Beso va y beso viene, y á l a cama. Me d i r á n q u e cene; n o quiero cenar; tengo u n a s ganas de echarme en m i cama! en la mía, y dormir mucho tiempo, m u c h o tiempo en cuanto m e arrope mii vieja. Allá e s t á n los cuatro árboles del altozano. No h a n crecido mucho, pero tampoco h a n ido á Cuba. ¡Puño! si los h o m b r e s fuéramos como ellos Tenía razón el jefe; ¡cuidado si hace frío! ¡Y cómo m e m i r a n las estrellas! Son las m i s m a s que dejó yo aquí; aquella grande q u e echa resplandores; esa otra pequefiica y las que formam Estación apeadero de ViUodas en la línea del Norte, entre Éurgos y Yalladolid. Acaba de llegar un tren. Pedro ajando de un vagón de tercera, vestido con traje de rayadillo y con una manta al hombro. Son las nueve de la noche. P K D E O E a l adiós, compañeros, h a s t a m á s veri Yo y a llegdé; que lleguéis todos vosotros. M A N U E L (ofreciéndole desde la portezuela una bota) ¿No quieres echar otro trago? P E D E D -V e n g a P o r vuestra salud! ¿Cómo v a Fulgencio? M A N U E L -M e parece que el pobre n o llega vivo á su casa. Ahora parece que está dormido, y n o se queja. ¿Cuánto h a y desde a q u í á t u pueblo? P E D E O -D o s leguas cortas. Cuando yo estaba sano las andaba en u n a hora. H o y (Dios sabe lo que tardaré 1 M A N U E L ¿No h a venido n a d i e d e t u casa á esperarte? P E D E O (mirando todo el andén) -No veo á ninguno. No h a b r á n recibido la carta que l e puso á mi m a d r e el rabo López desde el hospital. E n fin, pronto les veré á todos; ¡me parece u n sueño I Conque jadiós, y salud! repito. E L J K F B (á Pedro) ¿Usted va á volver á m o n t a r ó s e queda aquí? P E D E D -M e quedo aquí, señor jefe. E L JE (TE. -Lo p r e g u n t a b a porque voy á dar la salida. E n t r e usted, si quiere, e n m i despacho: h a y u n a b u e n a estufa, y está la noche m u y fría. PsDEO. -Agradeciendo. (Entra en la estación. (El jefe da la salida. El tren se pone en marcha. P E D E O (desde la puerta del despacho del jefe) ¡Adiós todos, adiós I Eh JEFS (entrando en su despacho) ¡Brrrl ¡vaya u n a n o h e c i t a! ¿De modo que usted va á su pueblo? P E D E D -S í señor; á Aldeagrande: dos leguas de aquí. E L JEPB. -Largas. P E D B O -N o señor; cortas. E L J E F B -U s t e d e s siempre dicen que son cortas las leguas que hay camino de su pueblo. Repatriado, ¿eh? P E D E O -S í sefior. E L J K F B ¿Y enfermo?