Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
visto esta tarde á mi hija jla mala, pécora! y á ti en nn merendero de laa Ventas... PoLicHiNBLA. -Pnes aquí traigo perejil Vea Usted qué mata tan hermosa. (En cuanto acabemos la función, le cortaré la lengua al Oci o por calumniador y embustero. CASANDBO. ¡Moy- hermosa mata de perejil, efectiyamentel ¿Pero de cuándo acá una mata de perejil vale tres pesetas PoLiCHiNBLA. -No me la quisieron dar más barata. (Menos vale la vida de aljgnnoB hombres. OASANDBO. (Menos vale la tuya. PoLTCHiNBLA. (Sefior Antonio... CASANDEO. (Í Calla I) Bien; ya tenemos el perejil; mas ¿dónde está lo que hemos de guisar con él? POLICHINELA. -En nuestra boca, señor Casandro. Es el hambrel CASANDEC- ¿De modo que me traes las provisiones en la boca y el perejil en la cesta? kh. pillo! ¿quieres decirme que te has comido todo lo demás? De quién podrá uno fiarsel Voy á llamar á Escatrón para que te lleve preso. POLICHINELA- ¿Es el Cojo quien va á mover ese muñeco? CASANDEC- (Sí, es el Cojo. POLICHINELA. (Que no entre aquí ese hombre, Sr. Antonio. GjtsAinjBO. ¿Lo impedirás tú? POLICHINELA. (Yo lo impediré. GASANDEO. ¿Cómo? POLICHINELA Cáej íio el muñeco en el borde del escenario if, abriendo una navaja) (Goneeto. EL PÚBLICO (V- íé c se) Polichinela no se ha desmayado de miedol CASAN DKO. (Esas herramientas son para los gallinas como tú. jEscatrón, Escatrón! E L COJO (acercándose al hueco del escenario) ¡A á voy! POLICHINELA. (He dicho que ese hombre no entra aquí. CASANDBO. (He dicho que eres un cobarde. ¡Suelta esa navajal) POLICHINELA. (No me pierda nsted, por Dios, señor Antonio) CASANDEO. ¡Ladronzuelo, granuja! (Cogiéndole la mano que empuña la navaja. ¡Suelta! EL PÚBLICO (adivinando que POLICHINELA (desasiéndose de Casandro y arrojándose so re erCojo) Ahora Jo verás, bocaza, ca... l jJeaúsl) (Vacilando y llevándose las manos alpecho. (Me ha matado. (Cae. CASANDEC- ¿Qué hiciste? E L Cojo. ¡Yo no, se hirió él con su misma navaja! CASANDEC. ¡Enrique, Enrique! No contesta. ¿Qué haremos? ¡Está lleno de sangre! E L PÚBLICO (tumultuosamente) ¡Que sigan, que sigan! TJN GÜAEDIA DE OEDBN vtBiico (entrando en el foso) sucede algo anormal en el escenario) (Ah, ah! (Todos los espectadores se ponen de pie. Algunos se suben á las sillas. ¡A ver cómo sigue al momento la representación! ¿Pero qué es esto? ¡un hombre herido! ¡Presos los dosi) (Asomándose al escenario. B o puede continuar la funcióii, porque hay aguí un herido. Que vaya alguna persona á avisar á mi compañero, y que salea todo el mundo del teatro. E L COJO (entrando en el foso (Gritos, llantos, confusión. El público va despejando lendel escenario) ¿Qué pasa aquí? tamente la sala. Los espectadoresforman grupos á la puerta CASANDEC (deteniendo á Polichinela) (Que este granuja del teatro, y ven que los dos guardias llevan, al herido; en quiere. matarte por lo que me urid silla ala Casa de Socorro. UNA NIÑA. ¡Pobre Polichinela! has contado. UN NIÑO. ¡Qué función tan bonita 1 E L COJO. ¡Matarme á mí nn chicnelo eoflao él I Vaya, suéltale, Jos DE EOÜEE Antonio. Suelta á Polichinela.