Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
casa particular y decente con ó sin, es decir, con portal ó sin porta) todos ellos repletos de figuras bonitísimas; pianos qa Sin ser de cola están divinamente encolados; herramientas de labranza, carpintería y otros usos; sonajeros que parecen de plata, llenos de rodajas y cascabeles... en fin, la mar de objetos valiosos, de baratijas y de chucherías. Los papas, que suelen á lá i) ostre ser descubiertos por las vivaces imaginaciones infantiles coido autores de la trama urdida, han hecho con anticipación acopio de juguetes, que cuidan de introducir en casa con sigilo y reserva. A las íamilias ricas van á parar los de más novedad y fantasía: el tranvía eléctrico con su trolley y todo, él cinematógrafo, el fonógrafo, las muñecas Edisson, qae no se conforman con decir papá y mamá, sino que hablan como personas mayores; las que juegan al billar lo mismo que las señoritas del LOÍÍÍ; los teatros Cruignol, etc, etc. ¡Qaó tristeza más honda la del padre pobre que no puede brindar en esta fiesta de los niños un juguete al hijo de sus entrañas I Para esos desventurados seres que duermen en humilde camita velados por el amor y el cariño de la madre infeliz, que snfre al no poderles proporcionar inocente goce; para los chicos albergados en los Asilos de Santa Cristina, gracias á la paterna solicitud del gobernador 8 r. Aguilera; para los pequeñuelos de las artesanas y vecinas del extrarradio, ha donado S. M. la Eeina Regente más de tres mil lotes. El hermoso rasgo lleva la alegría, lleva la dicha á infinitos hogares desvalidos. ÍTó han de ¿er precisamente Magos todos los reyes qué reparten j Jguetes. Los Magos sólo sirven á los que tienen dinero; hay otros reyes más desinteresados que se acuerdan de los que no lo tienen. Medel, el popalar comerciante, me ha hecho curiosas revelaciones sobre su negocio, que son de actualidad. Se halla en baja la veuta de barcos. Tuvo este artículo mucha aceptación. Ya no lo quieren los padres, nb los déla patria, los auténticos. Como se rompe en seguida, es un juguete caro. Sables le quedan pocos. Uno de general quí guarda 9 a mucho, creyendo que podía colocarlo muy bien, ya no sirve. Se le ha doblado la punta, y lo dará cnalquitr uía al primer postor ó niño que se presente. Se mantienen bien en el mercado los trastos de matar, las banderillas y los sombreros de picador; pero lo que más se venden son mulillas de arrastre. El jugaete más ingenioso de la temporada, ¿sabéis quién se lo ha llevado? (Quién habla de ser) Oarlito ¿Merino, el nieto de Sagasta. Capdepón en persona, ostentando la representación de todos sus compañeros de Gabinete, puso el maravilloso y sorprcind inte me anismo junto á los zapatos del afortunado chicuelo. Le aburría el caballo de c r ón con que le retratamos cuando fuimos á Avila Franzen y yo; pero de él, dicho sea de paso, no ha querido aún apearse. A iOJra entretiene sus ocios, que son muchos, todos los qae ie permite la colaboración que presta á su ilustre abnelito en los negocios públicos, én tirar con f arioso entusiasmo al pin, pátíi pun que por pura broma y en un rapto de franca aljgría resolvieron regalarle los consejeros de la Corona ¡Sirven de blanco ocho figuras de tamaño natural, menos una, qae es más chica qae lo natural. Todas han llevado ya golpes y porrazos sia cuento, y algunas oírecun tales avería 8, que la candida diversión no durará mucao. Y no es f acil deuiir. si cuando llegue la hora convendrá mandar á componer el i; P regalo de los Magos, ó será mejoí que los Beyes se lleven el juguete de una vez. GABBIBI. E ESPAÑA