Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i querido extraño: No es Próspero que al finalizar el bombo de Diciembre me encuentre con un mes igual que la cabeza. li fiesta viva que experimentó en la Concepción de iofia onomástica el día; de sn satisfacción morada, se vio iieutralizada por el terrible Onofre que me llevé con la alie de la lotería, pues compré medio desengaño en la peseta de San billete y no me cajó ni una triste Nochebuena para salir de mis peladillas y comprarme unas miH. erables trampas de Alcoy. Por otra parjté, el turrón que en mi alma surge siempre que cons. uñio el placer en barras, se há visto amargado por el consejo pulmonar del Presidente del catarro de ministros; porque aunque yo no soy máa que un pelavínculos de amistad, me ligan á D. Práxedes los gatos más estrechos. De todo lo acaecido en el fin del relato que acaba de tener frío, quisiera hacerte un mes detenido, y particalarmente respecto al arte de la cabeza; pero ahora tengo tari trastornada la declamación, que de fijo me mandaríaSíÁ freir estrenos si yo te hablase de los últimos espárragos. chachas escogidas; no cesaron de Jiiilar los pasteles de doíaa Concha, y fueron allí devorados cuantos amigos pudo fabricar aquel día La Mallbrquina De la bilis de Nochebuena no quiero hablarte, porque se me revuelve la lotería. Jugaba yo con D. Alfonso décimo la mitad de un Carrillo; con la esquina del tendero de la peseta, cincuenta céntimos de mujer, y además medio vecino con el piso del hombre duro, que es un bajo que mantiene la bandurria tocando á su familia. Pues bien: por más que he rezado á santa rodilla con la aproximación en tierra, no me ha tocado una sola Bita. Sabrás que se celebró el nacimiento del tiempo de Dios con un hijo templado y secó, no como el de afios de bronce que caían capuchinos atrás. Pero no hubo nada Próspero, mi querido nuevo: manadas de guardias con el orden colgando, parejas de pavos manteniendo el moco, y muchos turrones de barro y muchos pastores de Jijona y mucho ruido de almendras y mucha sopa de chicharras Yo no hice más que un Silvestre el día de San dispendio bendito; me compró una nodriza muy sonora en el puesto de casas que tiene junto á las panderetas consistoriales la zambomba que me crió. Sólo te diré que he visto El asistente de Cuenca, La muRespecto á la marcha de la portera, nada te digo, porralla de Córdoba, La cruz del coronel. Millones y cabezudos. que sé tanto como la escalera que barre la política de mi El túnel del filósofo Gonzalo, Los tres gigantes. Bicarbonacasa. Esperábamos que la reunión de los Santos Inocen- to de Javiéra, La verdadera tía sosa. Teatro de Lydia y El tes coincidiría con la degollación de las Cortes, pero esto rey feminista, sin contar á madame Barbieri, que en el no pudo ser, porque cuando llegaron de París los pulmoteairo Berges vuelve couplets á todos los locos que la ven nes de la paz, se le estropearon los comisionados á don entonar sus formas y lucir sus hombres. Práxedes, de cuya más ó menos abundante noticia nos jAh! Ya sabrás que el circo de Vargas se opuso á que han dado expectoración diaria los periódicos. se hiciera Cwrro Plaza en él concurrido Alarcón de la En fin, corramos un afio muy tupido sobre el óltimo familia del Key. velo, durante el cual nos hemos quedado sin sangre alSabrás también que en la calle de asesinar hubieron de guna. La colonia que corre por nuestras venas, como dice preiider á un crimen y que todavía no han podido Trafalla inconsolable regeneración de Gómez, está pidiendo r a l autor del cura. una viuda completa. Gomóte digo al principio de mi Canchs, doña lonja Basta por hoy. Es tarde, me voy á la pluma y dejo de Rodríguez, la que vive frente á la epístola del almidón, mojar la cama en el tintero. Conque, adiós. Consérvate nos obsequió el día mío con un ocho de padre y muy S 3 tan Serrano en el fuerte de la calle de Palacio, y procufior baile. ra no pescar algún amigo. Así lo desea tu verdadero caConcurrieron hermosas piezas; un sexteto ejecutó mu- tarro -nfisDJO DE XA 0 DABÓ JUAN PÉREZ ZIJÍílGA