Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Tardes penosas, tristes, soñolientas; noches de silencioso desconsuelo; nubarrones que manclian en el cielo a negra cerrazón de las tormentas. Campos desiertos, pálidas llanuras que presienten los vientos invernales, y en las sierras las aguas torrenciales que amenazan rugiendo en las alturas. Ya apenas el ganado ramonea; ya el campo fértil se tornó en ingrato; ya ve el pastor, al regresar del hato, luna que en el cielo amarillea. Sólo la vid derrocha su tesoro, y á dichas y á esperanzas nos convida, encerrando los gérmenes de vida en sus racimos del color del oro. M A N U E L PASO DIBUJO DE P L A