Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
a úendimia Hoy radiante surgió la alborada; en la viña hay frescura y verdor, allá arriba, en la bruma dorada, las alondras dan gritos de amor. Bacante con diadema de pámpanos, la viña recibe jubilosa los ósculos del día. ¡Oh viña de mis padres, con el recuerdo ungida de mis floridos años y mi amorosa dicha! hoy tu pagana fiesta, a clásica vendimia, no lanza al raudo viento sus cantos ni sus risas. De las vendimiadoras las faldas amarillas ó rojas, que á lo lejos banderas parecían, hoy negras son: la guerra, armada de odio y víboras, ¡ha abierto tantas fosas, con sus terribles iras I El mosto ya no lleva en su onda suaves rimas, ni acordes de guitarras, ni acentos de alegría, rumor de panderetas, de flautas ni de liras: como un raudal de llanto hoy triste se desliza. E n tanto, coronada de pámpanos, la viña recibe palpitante os ósculos del día; y el sol, como áurea copa en los espacios brilla, vertiendo, generoso, el vino de la vida. Es la noche. Relumbra la esfera con su trémulo y blanco fulgor, y en la viña una fuente parlera narra antiguas historias de amor. Dnswo D HUJEETAS K Lagar del Amparo, 98, M A N U E L REINA