Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL GARBANZO fcg iGUEA nacioBal. Figurón, mejor dicho; y por eso en muchos pueblos de España á los garbanzos les llaman j Mrowes. El garbanzo nos alimenta desde niños y desde hace siglos. Es nuestra segunda Naturaleza, el fósforo de nuestra vida nacional. Así anda ella! España y los garbanzos van unidos. Fan y toros suele decirse. No, señor: cocido, y agua encima I Si la raza degenera, no es solamente culpa délos Gobiernos. La raza come poco. Sota, caballo y rey. Sus buenos fideos, su cocido con un pedacito de carne que ha perdido el jugo, un cachito de tocino y una patata, y después dos cuartos de albillo. I Con esto no reconquistaremos nunca nada! Pero es nacional, eso sí; el plato es tan nacional como la marcha de Cádiz, que tanto gusto dio en las últimas corridas en pelo. Alimentación lenta, pesada, perezosa. El garbanzo se siembra en Mayo, según tengo entendido, porque yo de agrícola tengo muy poco, y eso que mi abuelo fué agrimensor Se siembra en Mayo y se recoge qué sé yo cuántos meses después. Luego necesita también mucho liempo para secarse y ponerse en condiciones de poder reemplazar á las cápsulas del maüser. Y cuando ya se trata de comerlo, entonces se ve que el garbanzo, según expresión del inolvidable Correa (D. Ramón ¿eh? no confundirle con D. Miguel) es comida preventiva, como las leyes conservadoras. Hay que pensar con veinticuatro horas de anticipación que hay que comerlo. Necesita estar un día en remojo, como los decretos que publica la Gaceta. Y así que está blando y que hincha, entonces es el cotidiano manjar de las clases medias y bajas. Puédese calcular en catorce ó quince millones de españoles los que lo comen. Comemos, quiero decir, porque soy cómplice. Hay cocido castellano, cocido navarro, cocido andaluz. Base de todos ellos: el garbanzo amarillo, que ni hace sangre ni da buen color. Por eso estamos todos tan pálidos y tan desmayados. Vienen las razas que comen carne y beben vino, y nos cogen desprevenidos. y V sh v- -í m v í fís,