Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sobre los sucesos de actualidad. Completan la nutrida redacción Eovira y Tamarich, Espino y Echevarría, que tienen llenos de buenas notas sus expedientes de periodistas. Aquí donde sigue siendo verdad todo lo que decía Fígaro sobre los oficios menudos, y continúa sin haber cningún modo de vivir que dé menos de vivir que el de escribir para el público conviene que se diga que El Espafíol se propone, y esta es una tentativa que merece aplausos, retribuir con justicia á los que nutren sus columnas con savia intelectual. Para los periodistas, hasta ahora, parece que se habían hecho aquellas desdichas que pintaba Cervantes: duelos y quebrantos los jueves, salpicón los más días, y algún palomino por añadidura los domingos. Mas hoy que el diario de empresa ha venido á sustituir al que era producto sólo de la iniciativa individual, razonable es que se piense en el mejoramiento de la clase. Ya no se hacen los periódicos de la nada. Pasaron los tienapos en que Santana, Luis Rivera y Gasset entre nosotros, Girardin y Villemessant en el extranjero, pudieron acumular cuantiosa fortuna sin arriesgar ningún capital. LA EBDACCIÓN DB EL KSPASOL El caso de Gordon Bennet, fundador del Herald neoyorquino, que empezó con un ahorro de 300 doUars y dieciocho horas de trabajo diario, siendo redactor, administrador, compositor y hasta repartidor, no volverá á suceder nunca. Cambian los tiempos y con ellos las circunstancias. Han variado las aficiones del público, cada vez más exigente en sus gustos y más severo en sus juicios. La difusión de cultura ha hecho modificar la condición del mercado, y lo que antes era obra muchas veces desinteresada, de propaganda y de lucha, háse convertido pura y simplemente en una industria que paga contribución, que emplea sendos libros con elDefie y el JTafeer atiborrado de partidas, y que se halla expuesta á todas las leyes económicas de la concurrencia. Los lectores son hoy otros, y otros son también los que escriben. Es verdad que el periodista Aretino, tipo social del siglo XVI, aún tiene imitadores. ¿Y por qué? Porque continuamos respirando el mismo corrompido ambiente de entonces. Desaparecerá el día que se extinga por completo la abominable descendencia de los Borgias y los Dándalos. GABBIBL E ESPAÑA Fotografías Franzea