Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
á- 1 D I S C L R S O QUE YO HUBIA ECHAO EN LA ASAMBLEA Baturros y matracos paisanos míos: na cosa mu triste voy á contaros. ¡Seis aún más inocentes que loa abrios; no sabís regolveros ni manejaros. Trabajando y pagando contrebuciones sus pasáis toa la vida sudando el quilo, pa que lleguen tan frescos cuatro gorrones á pidiros el voto y á consiguilo! Y como todos ellos son forasteros que á Aragón no le tienen ley ni querencia, en vez de amigos fieles, -son saca- ineros qae sólo van buscando su comenencia. ¿Ande se ha visto trampa más engañosa que tener por agentes y diputaos á esa tropa de gente zarrapastrosa, montón de morros de uvas y de arguellaos? Ko me votís ninguno dengún vecino; I son bordes, zancocheros, que á Aragón vienen á sacaros los votos á cuenta e vino y á gastase en los votos lo que no tienenl Unos son andaluces, otros gallegos; otros son zamoranos ó burgaleses, otros salamanquinos, otros manchegos. ¿pues ande están los cutios aragoneses? Míalos por esos pueblos más tiesos que husos, abogaos de secano y enredadores, cantando las riformas y los abusos, y no son más que chandros yjcharradores. ¿Qué han hecho por los pueblos los que han salido? ¿ni qué ley quiés que os tengan sin ir á veros? Mentira paice que haiga tan mal sintido y que seáis esclavos de los cuneros I No seáis inocentes ni calzonazos, y matalós á pizcos con sus sermones; échalos de los pueblos á membrillazos, y que no nos corrompan las oraciones. Lo que hace falta es hombres de los que atizan con jarcias, que hablen menos y den jetazos, y no esos madrileños que se deslizan como las sargantanas por los ribazos. Aragón nesecita de gente propia, y no gente de ajuera ni esos pelgares que luego hacen á todo por la melopia, como los picuiines en los lugares. ¡A la cequia el intruso I ¡Y á ver si acaba la comedia del voto por los dineros I ¡Conque ya que os hi dicho lo que pensaba, á esforzar, y me alegro de conoceros! EüSEBio BLASCO