Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M -4 íÍ ¡m Desde sus columnas nos gritan á coro IM- M iieit- iüáKaBiim todos los diarios de circulación: lali ¡Sin ese elemento neutro é incoloro, para nuestra patria ya no hay salvación! WlmMÉíy En sus manifiestos declaran lo mismo míláiimhM desde los carlistas hasta P í y Margall; no hay que darle vueltas; vamos al abismo sin ese elemento t a n excepcional. 111 uuii nuiiTMIPl l i l i l í! MiaU M Y ya se vocea con ensañamiento que la panacea ¿g Yos españoles es el elemento neutro. ¡Caracoles! ¡caracoles, qué cosa tan fea! r. WilmM j l i Polavieja dijo: -Yo voy á buscarlo. W M I I E hizo un manifiesto lleno de intención, wmilllMIMM III y hubo que leerlo, y hubo que admirarlo, h j quien se encargara de su redacción. ¡m El señor Silvela, que es un hombre ducho, TM y á quien nadie quita su primer papel, gritó: -Ese elemento vale, pero mucho, yo le necesito, yo me voy tras él. Con la misma idea fueron al momento tras la panacea de los españoles, que es el elemento neutro. ¡Caracoles! mm, Sitifj, ¡caracoles, qué cosa tan fea! P K t í í M m i I Y Sagasta, en tanto, que está muy contento TM en la Presidencia donde se metió, iiM M exclama: ¡Caramba con el elemento! felf ¿Lo quieren ustedes más neutro que yo? fK- g Como gobernante, la gloria me cupo de representarlo desde este sitial: ni como, ni bebo, ni beso, ni chupo, ni gobierno, pero cobro y soy neutral. Todo el que me vea gritará al momento: ¡Es la panacea de los españoles; es el elemento neutro! ¡Caracoles! ¡caracoles, qué cosa tan feal R GINÉS DE PASAMONTE