Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL ESPEJO DEL ALMA COMEDIA BN üN ACTO DB DON MIGUEL RAMOS OARRIÓN, ESTRENADA EN EL TEATRO DE LARA 1. -La cara ¿es el espejo del alma? Hasta ahora eso han creídofilósofosy moralistas de café con media, pero la verdad es que Juan preferirla que le rompieran la cara antes que romper él el espejo; y como ha leído El libro de los sumos, dice lagarto, lagarto Cuando nombran á la íicAa, tiembla sólo de pensar... ¿Pero qué, hay mudanza? N is eso; lo que hay es una niña muy presumida á quien no dejan recrearse en su hermosura, pa que rabie... Y la está muy bien empleado, por ingrata iVayal Cayó enfermo su novio con viruelas locas, y ella no quiso ir á verle temienao el contagio... Pero Dios es Dios y Balbina su profeta Cátate que Margarita tiene sus viruelitas correspondientes; cree que se ha quedado muy fea; no tiene un espejo donde mirarse; sufre mucho y todo le parece bien á D. Narciso el cual es precioso de suyo, y tiene una joroba de suyo i Si Juan pudiera pasarle leí mano por ella, le tocábala lotería! 3- ¿Y no tiene más desarticular D. Narciso? Una elocuencia capaz de conmover á Mr. Day Si Margarita no fuera tan tonta, se convencería de lo que le dice éste de que la verdadera hermosura no radica eñ la fisonomía, pues entonces el Dueno de D. Narciso tendría un alma como la de Judas, y con su poquito de mastie y de colorete. Además, también la gente dd pueblo- -tiene su corazondto, -y las chicas que son feas- -encuentran un maridito. 7 Y TM v- ¡Cualquiera se va á declarar á la pobre Margarita! Ella que tenía una nariz griega, se encuentra con un ditummo encima de la boca; ella que tenía una cara ideal, tiene ahora un trozo de queso de Gruyer iSi el alma es como la cara, no puede entregarla en prenda de amor, pues eso sería dar el queso! I r 0 5. -Pero hay que despedirse para siempre de su antiguo amante ¿Cómo? Con un antifaz; así se oculta el natural rubor y se oculta la fealdad ¡Y qué guapo está Leopoldo! Y se va á Italia! iMaledeitol ¿No le convencerán las lágrimas de una infeliz? Sí Y, como D. Juan Tenorio, la arranca el antifaz. 6, -Se convence de que Margarita está bellísima y de que se desmaya como las heroínas de Ortega y Frías Ella perdona la broma de sus tíos, él la perdona su ingratitud, y Juan no perdona la ocasión de pasar la mano por la joroba de D. Narciso. I Premio seguro I Y sé acaba el juguete sin que sepamos verdaderamente si es ó no es la cara el espejo del alma, pero admirando esas viruelas que, en vez de afear, hermosean á sus felices poseedores. DBÜIOS DE ROJAS