Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Viá ir e S I i í íf üfj i- Jír í LA R O S A Y E L R U I S E Ñ O R CUENTO ORIENTAL n El ruiseñor de lengua melodiosa, monarca de los pájaros cantores, que vive entre las hojas y las flores con que se ufana Primavera hermosa; en la azulada noche silenciosa, á la luz de los astros brilladores, lanza al espacio su canción de amores, adorador de la fragante rosa. Da la luna, feliz, besos de plata á la rosa de galas purpurinas que desoye la tierna serenata. Y, herido el ruiseñor por las espinas de su amada inconstante, se desata en lúgubres endechas cristalinas. MANUEL E E I N A La rosa, emperatriz de la hermosura, que brinda al sol sus labios encendidos; la que arranca á los céfiros y nidos endechas rebosantes de dulzura; la rosa de opulenta vestidura, que es gloria y embriaguez de los sentidos y en los verdes jardines florecidos, cual rojizo relámpago, fulgura; la que aroma las noches d e verbena, fué del mundo, en la espléndida alborada, m; ís nivea que la candida azucena. Pero Adán fijó en ella la mirada y, palpitante y de rubores llena, la blanca rosa se volvió encarnada. j? r- K 1