Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2 ái f II Ocho días antes de la representación, en el primer ensayo de conjunto cuando la obra bajó á la concha, como se dice en el dialecto teatral el primer actor mostróse más preocupado que nunca. Según le sucedía siempre dijo su papel con la maestría que le había valido su reputación artística hasta llegar á la escena final, en que el esposo ofendido mataba á la infiel Allí cambió su estado de ánimo, comprendióse que se esforzaba por entrar, situación sin conseguirlo, y á pesar de su voluntad, no encontró ver- daderas ira l rr, había habido en el saloncito reservado de contaduría una. tremenda entre el primer actor, el autor de la obra v e empresario, por exigir Fernando que se variase el desenlace del drama. No b a s L o n razones n o t a t 6 que se hicie que desempeaaba el resto del papel conseguiría dominar aquella escena rebelde; que le aguardaba un triunfo s u p J A t do contestó con inquebrantable firmeza: No lo siento! Vinieron entonces las v ces, y í e r n a n d e X ó el honor de tomar parte en la representación, rompiendo su contrata u n f r t r c i l t w T r r í r T l- P- ó d i c o s Era g u a s l i t l E s í e n l d a la t T e derribar de sus pedestales las instituciones antila Ldi! n r g do del papel de protagonista mató, á su esposa con t da I t r Z T X T r r -P a ada justiciera, en tanto que Fernando s e se dijo, navegaba con rumbo a América contratado por una empresa argentina. ru A os después recibió el empresario en su hotel de Buenos Aires dos letras de un compatriota, rogándole que se pasara en el mismo día por el hospital. El empresario desoía siempre estas súplicas por excesivas d u r f n T e T e s t L í S slmnes d l t í o -Y entonces, en el momento supremo de las expansiones solemnes, desde la cama de un asüo, supo el empresario la verdadera cansa de que Femando no sintiera su papel: -E s e drama, dijo el primer actor, ha sido en mí una realidad. Yo he pasado por el mismo trance, pero volví á abrir mis brazos á la culpable. ¡Sólo supe perdonar! niBÜJOS DK BSTEVAK ALPOKSO P É R E Z NIEVA