Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I I I 11 ll I I II El guardia, si llega el caso raro de que llegue á tiempo, media una vez, y otra vez, y otra, en riñas y jaleos, hasta que al fin se convence de que es inútil su. esfuerzo como dijo, muy bien dicho, don Ricardo el sainetero en Los baños celebrados del Mcmzcmares, modesto. En cambio los de la manga, como al aviso primero el infeliz transeúnte no se les quite de en medio, le echan el Lozoya encima y lo ponen como nuevo. Son el terror de esos trajes baratos, que venden hechos, porque se les va la goma con el líquido elemento, y se qaí ¿áa. el parroquiano peor que si fuese en cueros, en un cedazo metido que apenas le cubre el cuerpo. Nunca dicen: c ¡Agua va! Imitando á los cocheros, cuando el peligro está encima dicen: iEh! con voz de trueno. Vestidos de rayadillo, y con el ancho sombrero color de ceniza, corren, manga al brazo, en todo tiempo. El que hace la puntería es un hombre hecho y derecho; el que dispara la pieza es un rapaz inexperto, y los dos, sin que yo trate de ofenderles, son gallegos. Los perros de Terranova son sus amigos más tiernos, y á honesta distancia buscan el chorro abundante y fresco, pero los galgos ingleses y chinos, de poco pelo, como almas que lleva el diablo salen de la ducha huyendo, ¿Qué sería, sin las mangas, de los pobres betuneros? Ei sucio lodo salpica de blanco el calzado negro, negro el brodequín olor de caramelo. ue se mete en los charcos, 6 todos nos metemos, aseado, se deja salón veinte céntimos. No hay un bien que no produzca un perjuicio manifiesto, pero hoy en la capital de España, son los del riego la salvaguardia del orden. Hoy ya no levanta el pueblo barricadas en las calles; no hay manólas ni chisperos; la antigua gente del bronce ha venido muy á menos, y si cuatro revo toaos dan gritos contra eí Gobierno, sin que la Guardia civil contravenga ai reglamento hiriendo al vecino honrado y no al criminal perverso, con las mangas de la villa y un gobernador resuelto que tenga un poco más ancha Ki manga que los WMngueros, el orden está seguro o (u uio el Ministerio. J o s i JAGKSON VEYÁN