Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La instrucción primaria: El alcalde de Écija (Sevilla) ha publicado un bando para que los padres vecinos de aquella ciudad conaprendan la obligación legal en que se encuentran de enviar á las escuelas á sus hijos menores de doce años. El Gobierno va á comprar nada menos que 16.000 camas. No sabemos si serán para él sólo. Si ello es así, resultará que el Gobierno no ha cobrado buena fama. Pero se dispone á echarse á dormir. Manila en poder de los yanquis. Cavite en poder de los tagalos. Las Visayas todas bien y pidiendo dinero. De HO- HO también tenemos noticias. El ejemplo del alcalde de Écija no ha sido seguido hasta la fecha por ningún otro alcalde. Hay que desconfiar, por consiguiente, de esa obra magna de nuestra regeneración. Porque ¿qué hemos de pensar de un país en que la instrucción de la infancia está desatendida, con la única excepción de los niños de Ecija? Trescientos ochenta millones de duros ha costado á España la guerra con los Estados Unidos. ¿Les parece á ustedes fuerte la cantidad? Pues hay algo más fuerte. Que los hemos dejado á deber. Se considera como segura la reelección del Sr. Cemboraln y España en el cargo de presidente de la Diputación Provincial de esta corte. Y ese es el imperio español en Oceanía. Un imperio de algodón con vistas de llo- Ilo. El Círculo de Bellas Artes prepara una velada en honor del malogrado artista Casimiro Sáinz. Dice un periódico: Una comisión de la Tabacalera ha conferenciado esta tarde con el señor ministro de Hacienda. C 55 Eso prueba que el Sr. Puigcerver ño ha perdido la serenidad. A mal dar, tomar tabaco. En vista del proceder de un pobre sargento loco repatriado en Santander, el pobre tuvo que ser encerrado de allí á poco. I Cuánto caudillo ha llegado como cnerdo á la nación, y resulta, bien mirado, que tiene menos razón que el sargento repatriado. Me parece muy bien. Yo que el Círculo, organizaría otra velada en honor de D. Carlos Haes. Y otro en honor de Morera, Espina, Kaurich y demás paisajistas, vivos por fortuna. Hay que mimar al paisaje. Porque ya nos van quedando pocos. Del mal, el menos. España no triunfará en la conferencia de París. Pero triunfará en la Diputación.