Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r REFORMAS EN MADRID La guardia municipal montada Desde hace unos días cuenta la villa y corte con esta nueva fuerza municipal, llamada á prestar grandes servicios, y por de pronto á sustituir á la Guardia civil en tareas del todo impropias del benemérito instituto. El aspecto de la nueva Guardia municipal es excelente y muy decorativo. Su unifoime se asemeja en conjunto, aunque difiere algo en los colores, al de la guardia republicana de París. El traje de diario se compone de levita y pantalón negros con vivos morados, bandolera, manopla y media bota de charol, guantes grises y charreteras doradas. El de media gala se difeGHAN GALA rencia del anterior en el pantalón blanco, en que es morado el cuello de la levita, y en los cordones amarillos. El de gran gala se forma agregando á la levita un peto morado y un plumero de igual color en el casco. Este es de aluminio con aleación de cobre, y de forma igual al de la guardia republicana de París. ífiAJB DE DIABIO En los días de gran gala lleva el casco una críniere negra. También en la gala se cambia el correaje negro por otro de charol y se coloca debajo de la montura mantilla morada con festón amarillo. El sable es de reglamento, de forma recta y con empuñadura dorada. El traje de mecánica es de rayadillo morado y gorro redondo negro parecido al de la benemérita. El personal se ha escogido de licenciados del arma de Caballería, y se compone por ahora de 56 individuos, divididos en dos secciones: una para el extrarradio, al mando del Sr. Taberner, y otra para el casco de Madjid, al mando del Sr. Garrido. Queda de jefe superior de los guardias montados y de á pie el visitador general Sr. Roldan. Or La Plaza de Madrid Al formarse esta hermosa plaza colocando en su centro la fuente monumental de la Cibeles, se vio que era un feo estorbo para la regularidad geométrica de dicha plaza el pabellón del palacio de Buenavista que forma la esquina de Recoletos y calle de Alcalá. La cesión de dicho pequeño edificio por el ramo de Guerra al Ayuntamiento de Madrid ha dado lugar á largos trámites y vicisitudes administrativas, resueltas al fin favorablemente para el ornato y utilidad de la villa. Ya está puesta la valla que indica la proximidad del derribo, y como ello no es obra de romanos, dentro de poco ijaagy -a vyrqiMfif Ab- r- w A m i MEDIA GALA