Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
iil Mí- fa- oijo, 1 Iiii- (le Ul a 1! MIII! IM; 1, l i l l i c CIMI ¡l l i s h l l l I iii: iti: iiili: il i! c- i i n i i iH lp: iu 11- H í l -i l l l i i i. lii1: 1 I M I I I I I I I M Ü i l l l f lli l l i i r m í l iiíi í iMi t iíir i T ii í li i, I i e n i l li LTMI ciiMii. i l i l) r? l: ly lIJÍllU -lll l 1 ini -llera liei l- i i e- i e el II ir. ii ¡i- ii 11- 1 lii M Mii (1 -neln ei; ii- ii- ciil- i 11 -il i- i l i, 1 (1 e! eaidii, y I ii- i.i e la tierii i l. -illeii- en lil -lr! cam; i- l, el n iínlire del uTeileí; se ii i e en el mánm. l fii i- i pii- una sn lirio cnmi. t lui i.i l; i- i -i miíriiinl l.ili raiii S canlaíi l. -i haziMla poi- treí: l. ai madreH de s loldad 11 piii- deii r e a r i. U ¡era cu I -epiilcriw lieladiisi i ll ilion- y- iu dnelii, a ll.i j de lii- rra. en el sueln- e da tilMiba ¡iiseir- ira, li: ir- i i elle! a iia iK- l c ¡i- n de- íciiMie la sepiillura -i su deber rc- sp- iiide -í y nii ¡e e. -i- nde! ¡1 da eerlerr) el p i.iii i, ¡mniTC. nadie s; il) e -i.i riu y; ce, nadie sabe dmidel ¡y- i a! liiiL ar tiiute y n i vuelve, al lin, de la campaña, oye cómo llora el río cuando besa la m o n t a ñ a donde duerme el caserío I JOSÉ J A C K S O N V E Y Á N iiri: muy injíi en pi cln) ¡iiliii muy iK iiru en i l iliii; i lii vri ladii y sin coiisncl n i m i i i v u c b! ilc la ii vra i Ui- iU jitni su lifi ir ili; (IMOID; hay IIKÍ- J NIII ¡I1 I: I- en l: i1i ira y) i i i y i i i i l i i S t- ii i I i- ic! (Jiií- sólo, ijiió rrisli- y frío iii la iiiadrí el casciío! 1.0 ln sa- n jiadrí aiii- iano 1- 1 inTio IriiK- u maii i, y MÍuiie lliiraiido i- l el viejo, llnra y oa la. Ladra el iii; iim i- dii -arif. n, y i l liéi- nc, i i -ff la l aiall. i i iiil -i- anfc 1- nii- tralla, 1 (illfi a allí i- un ninn. Tur el lillOi- o mal cilliii- rli) C T c rcr. (i, laMoiics, UÍ entra el ri spl. iiidiir iiicierl i lie liiM l liai liiitic- s i; l! c un cii- Tjm lern- iln. L a imagen del Bedentor sobre el cuadro aterrador esparce divina fe. ¡Y el héroe, muerto de pie, como estatua del dolor I 1 la cintiiia pri- iniida l.i bayniieta ajilada cu ruja ¡iniíre tefíiiia, allá, en nn lincim, la azada por el lioiiipo enuiolu cida. ¡I iijire labri- i; Ifluzadi) iN ile la veide montaña ¡calelal abi- a- jailii... 1- a lii l iiia de Iriau Id. lo- i e m p i c e. i la misma en l- i- pinia (milra illle- i- li.iiio, peni niiiünn i li. i i en l.i iMaiii: iia pi- nlidn. jS. ilii el pliiriio lo eilci tili dijáridiilc ina! lierid El coronel Pefiaflel herido cayó con él. L a patria, por de contado, q u é vio la del coronel, no la sangre del soldado, Mu liij l l: ll los i ¡li: izi) S ¡ii l: i liHT a lie n- i liraziw, y la p a n a mal pmlaila, il pr ii (lii ji n- c ¡i pO lai iM i- dlirc la iMU ila iK- ciiiraila. i f n ia 1 c o l i c r el r cornil- i li le Milla- ¡l a vieja ilcl oa- t- no ilicii- mlo Tlijn ii iiilfH ijiii I iiiji. r. i -jaM- i Aquella m a d r e t a n b u e n a murió, de a m a r g u r a llena. I Por eso el yiejo e m p a r r a d o cierra la e n t r a d a al soldado por retardarle esa p e n a I