Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NOTAS DE VIAJE JLXvICIJL Awique Galicia abra los brazos al progreso, debemos procurar que no pierda su gerttü fisonomia. B. PARDO BAZÁN Arcliimolido de un trayecto ó, mejor dicho, traqueteo de treinta y dos horas de tren, me apeó á las cuatro de la tarde en el andén de la antigua é histórica capital gallega que se llama la Coruña. ESPfiEANDO t A PESCA Había bastante movimiento en la estación. Al salir por la puerta de salida, un mocetón robusto se me acercó diciéndome: ¿Pollino? Di un paso atrás porque creí que el buen chico me insultaba ó intentaba burlarse de mí. Sentí la escama del forastero. EhJ ¿qué es eso de pollino? -Que si quiere un pollino, señorita. Comprendí de lo que se trataba al ver aquel iáL. gr; T- -r S sitio, que parecía un mercado de dóciles asnos. i Estaban y se ofrecían de alquiler para excursiones ó romerías, que allí son abundantes. De las cosas que más llaman la atención, y uno de los cuadros más pintorescos que pueden imaginarse, es la espera de la pesca. Hay que ver aquellas muUerinas, lozanas, robustas como robles, con sus sayas ó refajos LLEGADA DE LAS LANCHAS cortos á media pantorrilla, los pies descalzos, en corrillos, en tanto ellos tumbados en los botes fuman en pipa y charlan con ellas en su pintoresco lenguaje. Y llegan las lanchas pescadoras repletas de su plateado cargamento Entonces el cuadro se anima, y ellas y ellos acuden presurosos, átropellándose por ver quién es el primero en hacer su faena, y hay broncas, alborotos, insultos y tirones de greñas, juramentos, maldiciones y el clásico o demoie leve. Ellos desembarcan el pescado, que colea entre sus ir anos, llenando las banastas y depositándolas sobre las ásperas rocas, y ellas, afanosas, con sus delantales mal olientes de tosca arpillera, comienzan la faena de escamarlo, destriparlo y limpiarlo. Entonces acaban las riñas que los viejos guardias no lograron impedir, y todas vuelven á ser amigas: contentas, satisfechas y alegres si la pesca fué abundante, tristes, y apenadas si fué escasa. Luego, con la banasta sobre la cabeza, se alejan cantando coplas del país por el estilo de la que pude retener: Vivan as mozas gallegas, vivan as bonitas mozas y os galanes de nósa térra. CIGABUBUAS OOMPT? ANDO PESCADO