Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i Maldicienilo la suerte de una pasión de amor tan espantosa, ó, como dijo Salomón, tan fuerte qne llegaba tremenda y misteriosa á las mismas fronteras de la muerte, salí sin ser notado cuando estuve un poquito sosegado, y con mi propio pensamiento en guerra, con la tristeza horrible del que ama, me marché al Guadarrama, la soledad buscando de la sierra. El médico me dijo: ¡Quietecitol Por haber hecho el oso, es usted mismamente un pajarito; leche, carne y muchísimo reposo, y tome usted después hipofosñto. Y á la sierra me fui. i Santa Marial I Oh, qué divino el despuntar del dial Levantarse temprano, lo mismo en el invierno que en verano da oxigeno y da vida á los pulmones, y según las más sabias opiniones, todo aquel que madruga vive sano. Y como aquella gente del terruño, madrugué, sí señor, nadie se asombre; madrugué como un hombre, y al campo me marché como Don Ñuño. ¡Qué encanto, qué hermosura, qué delicia, al recibir la plácida caricia del rojo sol que en el oriente asoma sobre los picos de la verde lomal Descendí lentamente al bosque umbroso y vi una mariposa sobre flores, y luego vi llegar, muerto de amores, á un pobre mariposo. ¿Qué hizo? I No sé, ni lo diré, señores! Dejando aquel idilio campesino magnífico y divino, ascendí por los monte buscando más tranquilos horizontes; y al llegar á la cumbre de una loma con paso distraído y perezoso, vi á un palomo arrullando á una. paloma, y aun cuando aquel palomo hacía el osu, yo no he visto u n palomo más hermoso. Dije, el diablo me lleve, y vamonos á casa, porque llueve. La luz del sol espléndida caía sobre l a verde umbría, y á casa me marché como un bendUo, pensando en el horrible hipotosfito. Cuando- llegué por fin á la posada, me recibió contenta la criada. Fui á requebrarla, de ilusiones loco, pensando en ciertos seres tan felices, pero me dio tan fuerte bofetada, que no es exagerar, pero por poco me (juita del trompazo las narices. Y luego dije con dolor profundo: I Oh amor, oh eterno, amor, alma del mundo M A N U E L PASO