Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
íSECADBEO DE HOJAS ESTAMPADAS Trabajo, perseverancia, fatigas, ahorro, son palabrería vana La maquinaria todo lo resuelve sin esfuerzo. Lanza los millones como si tal cosa. Sus movimientos uniformes y acompasados parecen querer demostrar al hombre la inutilidad de la precipitación y la codicia. En esta época de desdichado positivismo, todo se disfruta con el mugriento billete. Con él se gana la voluntadle los hombres y el corazón de las mujeres. Desde que el poeta dijo que una oda solo es buena- -de un billete del Sanco ul dorso escrita, hasta Jos presentes días en que el rey dallar se apodera victorioso de territorios extraños á títulos de humanidad, no hemos cambiado en nada. La dolencia sigue su curso. El cuerpo social, con él espíritu enfermo, obligaba enmudecer á la lira. Hoy él contagio llega al brazo que sirvió antes para hacer la guerra. Él aumento de circulación fiduciaria, decretado hace poco, da carácter de actualidad á la fabricación de billetes que se está haciendo en los talleres de nuestra primera institución de crédito. Los trabajos que se realizan son verdaderamente originales. Despiertan la atención del observador la pulcritud, el buen orden y la formalidad con que se procede en cada uno de los departamentos. El papel, elaborado ad, hoc, se hace bajo la inmediata inspección y estrecha vigilancia del Banco, en cantidad tan fija, que desde el momento de estar concluido se abre una cuenta especial, como si las hojas en blanco fueran ya billetes dispuestos á la cancelación. Es claro que luego se abonan én esa cuenta los trozos inutilizados y rotos durante las distintas y complicadas operaciones que siguen. Prescindiremos, en esta ligerísima reseña, del 51 IMPEESIÓH DB LOS FONDOS