Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Los yanquis á España Parece seguro, ó por lo menos acordado por el Gobierno español, el planteamiento de la paz; mas como el asunto no es sencillo y sí muy laborioso, es fácil que antes de comenzar oflcialmente las negociaciones nos den -30 EL NEWAEKi los yanquis la sorpresa- -que no será sorpresa- -de presentarse ante las: costas españolas. Supónese que hace días navega ya con rumbo á nuestros puertos la escuadra norteamericana mandada por el comodoro Watson, y com 1 i i %ii S puesta de varios acorazados, cruceros, torpederos y transporte, for mando unidad sobre la base de tres de los mejores barcos de que disponen nuestros enemigos; el Oregón, el Imoa y el Navark. EL OOMODOEO WATSON 1 los yanquis cuentan con el efecto moral que su audaz tentativa puede causar en el pue: blo español, han sufri. do una equivocación lam e n t a b l e porque el ejército peninsular ansia compartir los peligros de los soldados que con tanta bizarría defienden el honor patrio en nuestras colonias, y porque el espíritu público, templado á prueba de amarguras, más bien desea que teme esa clase de ataques, M w ü í S S i í J aquí donde pueden cont e s t a r s e debidamente EL lOWA sin lospeligros del hambre, de la tierra ingrata, del espionaje insurrecciona de los horrores del clima, de todo eso que fué en las colonias nuestro principal enemigo. Noticias de Tánger y de Gibraltar delatan los aprestos que los cónsules yanquis, ayudados por las autoridades in- glesaa, realizan p a r a p r o v e e r de víveres, agua y carbón á los barcos n o r t e a m e r i c a n o s que vendrán á Europa, formando dos divisiones. La primera, al man do de Watson, está ya en camino, y la segunda, que mandará el almirante Sampson, zar 1 itf pará del mar de las Antillas en cuanto se reali n ce el programa de la conquista de Puerto Eico. a WÉM EL OBEGON