Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
nios del primer cuerpo; á cada uno de los cuatro lados del rectángulo corresponde una puerta. Corona el ático una sencilla cornisa, y sirven de adorno véintioclio medallones pareados, que ya contienen en su mayor parte los bustos de nuestros más célebres oradores y publicistas conteráporáneos; en los cuatro ángulos del salón están los bustos de Martínez de la Eosa, Toreno, Arguelles y Olózaga, Tal es el famoso salón de Conferencias, mentidero p o l í t i c o sempiterno, plantel de ministros en agraz y de estadistas en aSCBlTOKlOS canutó. Allí se reúnen todas las tardes del año, estén ó no estén abiertas las Cortes, los diputados, los periodistas, los que fingiéndose periddistas Ó diputados acuden á la busca de noticias sensacionales ó de personajes á quienes recordar la promesa de cualquier destino. En el Balón de Conferencias, como en el corro de la Bolsa, es donde se sueltan todas las tardes los más estupendos cosnards, en la seguridad de que de allí vuelan por telégrafo y teléfono á provincias y al extranjero. Mucha. s y muchas cuartillas podrían esuribirse acerca del salón de Conferencias, verdadero re verso del salón de Sesiones y complemento de éste para el que qaiera estudiar el por qué de una oposición ó lá razón de uu debate parlamentario; podrían llenarse algunos tomos con los rasgos de ingenio derrochados allí, y muchos tomos inás con los dislates lanzados á los cuatro vientos; pero en esta breve nota hay qne hablar de todo, y así no es posible, dejar en el tintero gabinetes del Congreso tan populares y conocidos coíQO los Escritorios y la Estafeta. Los padres de la patria, y mu chós que apenas si son hijos cié ella, escriben pú correspondencia á costa de la Cámara popular y la echan al correo en la maravillosa Estafeta, dónde el franqueo es gratis. LUIS B SEMEJO KSTAFKTA DBL CONSKIISO Fof. ogra iaK Framm