Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ab rríiSiñitA 5 liS 1 Ya no lian de brotar garridas aquellas rosas de Mayo lie al despuntar de la aurora co. s íamos en tn patio. Afjuéllas, tan encarnadas, tan frescas. como tus labios, que abrían del sol al beso temblando sobre su tallo. Arjuélhxs, ¡ay! las primeras de mi vida, sueño grato. Las que prendiste en mi pecho, las que tn treiiza adoruaron, las que ofreciste á la Virgen en puros fragantes ramos. Aquéllas que deshojabas sobre las varas del palio y arrojabas al sepulcro la tarde del Viernes Santo. f -í. Ya no brotarán garridas, ni las cogerán tus manos, ni las mirarán tus ojos, ni las besarán tus labios. Pasaron ¡ay! nuestras dichas, nuestras flores se agostaron. Ya están secos para siempre los rosales de tu patio. Jün vano ya en los jardines brotará sus flores Mayo. Fiesta serán de otros ojos I De otros amores encantol Para mí fueron aquéllas las últimas que brotaron. De todas las que me brinda, tan sólo unas flores amo: las rj ue crecen en su tumba y se riegan con mi llanto. J O A N DB CASTRO Y ORGAZ D I B U J O D B BLANCO OOEIS