Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Llegada gitana; general negóse conversasiones con periodistas; muy muy muy satisfecho; gitana pasóme cmversisión qm transr réseme cosa notable. -Fransisquet. Y he aquí el terrible, estupendo resumen de la buenaventura, nos la depare buena! ¿Quieres que te la diga, resalao? (Así comenzó la esfinge de Pues óyeme bien, y abre esos ojitos de enamorao que tienes, qu nes malitos de ver tanta sangresita como ha corrió por delant- sordaítos, probesitos míos que ayí se quean tragando quina ar sol, c ar que no tiene que lo peinen 1 Ábreme esos ojitos tiernos, he: patitas de corregior, que te voy á desir lo que ta pasao dende qut y lo que te tié de pasar er día de ma ¿fiana. ¡Malos mengues mos coman á los dos si lo que te iga te faya 1 Pues tú nasiste más valiente qué er Sid y con una estreya más grande j- que la que corrieron los Magos, poique tú eres un chavó que nesesita er Mt arco iris pa corbata. Poique tú en er moro, poique tú en la América, poique I, tú en Navarra, poique tú en Manila, que te lo has ganao too por guapo y por hombre 1 Que tú saliste der rincón de tu mare pa sordao y has yegao á lo alto porque eras pa eyo y no hay quien te lo quite. De tu prísonita no hay que desir, poique aqueya resalada grasiosa con la que te echaron las bendisiones la quieres con fatigas y eya á ti, y eres el maridito más enamorao y el pare más pare que hay en er mundo ¿Pues qué te farta á ti, retegrasioso, pa ser más felis que naide y más rico que las pesetas? Pero ay, hijo de mi corasón, y qué engafiao vas ahora, y qué pena que tengo por ti, probesito mío, que más te valiera no haber nasío que meterte en este bochinche, como disen aya donde tú s abes 1 Tu estreyita tan clara te la vas á anublar, y yo estoy pa desírtelas toas, saleroso, que más te valiera que te hubián dao los úrtimos antes de yegar á este Madrí, donde vas á pasar las moráas y partías. Tú eres mu valiente y mu sordao, y á ti te traen y te yevan, como á los pasos de Seviya, pa dar guerra á otros y pa que des mieo, tú, que eres más güeno que er pan de lujo y que no has andao en tu vía en papeles. Tú estás cogió por una presonita grasiosa que vive en Venesia y por otra que vive en Madrí, que san empeña en que er día tié de ser noche y en pisar á los que bien los quieren y en dale gusto á su malquerer; y tú, resalao, vas á pagar por tóos. Tan siegos van los que te jalean como tú, poique aquí tóos sernos los mesmos gilís, manejaos de arriba como los títeres que jasen las comedias en la i, feria. iMira que te van á gorver loco y vas á perder en un j día lo que ganaste en tantos añitos de fatigas y suores y tan bien ganao! ¡Que me da calofrío y mareos de muerte de ver cómo te están metiendo en la cabesa der toro, y miá que er- i de Madrí no lo ha pasao de muleta naide! ¿Y dimpués qué? ¿Qué va: á jaserni qué sabes tú de esas cosas? ¿Quieres que te la diga? Pus oye. Te jarás más enemigos que er cólera; las presonitas, como vean que no tiés arma pa jaser lo que quieren ó que los que te tién mala volunta pueen más que tú, ¡de la patáa que te van á dar vas á ir á la luna! ¿Y aluego? Te meterás en tu rinconsito á tragar partías y á yorar por la noche, y empués ¡pata! Por tu salú te lo pío que no me seas lila; ya veo que tiés los ojitos encandilaos y que te atreves á too; no des un paso más: á tu casita con la resala que tanto te quiere, y er que quiera gloria que te pida á ti de la que te sobra. Sordao nasiste, sordao eres; no me jagas caso de la vosesita de las sirenas, que á otros han subió pa abajarlos, y tóos los benefisios s orvían, como dijo el otro. ¡Y adiós, retrechero, que tienes carita de buena presona, y si no me jases caso ya te darán er pago! Hasta aquí las últimas noticias, y yo las doy como son, ¡y no me meto en nada! F. i- SEüio BLASCO DTRüJOS DK H Ü E E T A S