Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Nada se pierde con estoa inocentes regocijos en que la diversión gratuita es para el pueblo, mientras que el gasto corre por cuenta de las clases pudientes; el bolsillo que hoy se abre para arrojar flores enEeeoletoB, abierto queda para obras de mayor empeño, mas no de mayor confraternidad que estas fiestas en que los ricos se ejercitan en la esplendidez, los pobres en la alegría y las autoridades en la popularidad. Sea, por consiguiente, nuestro primer aplauso para el simpático alcalde de Madrid, el señor conde de Eomanones, cuya feliz idea obtuvo un éxito superior á todo encomio, y sean nuestros aplausos sucesivos para los distinguidos artistas que, secundando la iniciativa del alcalde, dieron á B L COCBK D B LA I N F A N T A I S A B E L la fiesta el carácter artístico que debía tener; para los círculos y particulares que contribuyeron al lujo espléndido del Carnaval, y para el pueblo de Madrid, que una vez más dio pruebas de su cultura en espectáculo tan animado, tan concurrido y tan bullicioso como la batalla de flores del pasado domingo. -Esta clase de fiestas, que han dado á Niza renombre y que en Valencia son el principal encanto de los festejos de Julio, pueden y deben aclimatarse en Madrid, donde lio hay flores como en Niza y en Valencia, pero hay dinero para traerlas de allí y de donde hagan falta. Por nuestra parte hemos creído cumplir un deber, y desde luego hemos tenido una satisfacción, al contribuir con modestísima parte á la fiesta del pueb o, cuyo favor creciente es el mejor estímulo para nuestros ánimos. El recuerdo de tan agradable tarde hará aumentar en años sucesivos el número de las carrozas y de los coches engalanados, para prove- rV- 1 cho y vida de este Madrid, que á sus muchos atractivos unirá en adelante el de un Carnaval artístico, espléndido y reD A D O UNA BKOMA gocijado. No han sido muchas las carrozas presentadas al concurso, pero éstas bastan para animar á los reacios en el año próximo, y en todas ellas se han acreditado sus autores de personas de gusto. El alcalde había encargado á artistas tan indiscutibles como -r -Ti- y. Benlliure, Marinas, Muñoz Degrain, Simonet, Moreno Carbonero, Garnelo, Luna, etc. de algo así como la dirección artística de la fiesta y todbs ellos pusieron en el desarrollo de la idea todo el cariño y el entusiasmo que derrochan los artistas españoles cuando trabajan á gusto. Presenciando en el paseo de la Castellana el desfile de las Cuadrigas, del Carro de Vesta, del Culto á Baco y del Falanqum egipcio, veíase con pena que tan admirables reproducciones arqueológicas fueran obra pasajera de purpurina y GRTTPO DB MASCARAS KN KL PRADO. cartón, destinadas á lucir un