Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL GOLFO DE LAS DAMAS -Hola, Piri, ¿ande vas? -Hola, Gambeta. ¿Qué á donde voy? Pues chico, á la parada; ya sabes que me pirro por la música, y los alabarderos me entusiasman, y siempre voy delante cuando salen de Palacio tocándose una marclia, ¿Quiés venir? -Yo no puedo; hay lista grande, y por más que me paso buenas ganas, tengo que ver si vendo un veinticinco, porque si no, ya sabes, bronca en casa I- ¿Pero otra vez has vuelto con tu padre? ¡Anda I ¿y qué voy á hacer? Me ha echao la escaroh En verano está bien que uno se pire, y contigo y con otros ponga casa en la plaza de Oriente, en Recoletos, ú bien en un desmonte, ú donde caiga. ¡Pero gachó, en invierno hay que mirarlo, porque ya sabes tú lo que fe pasa. Prencipia porque al raso no hay quien duerma, si no quié aparecer por la mañana como un gorrión, con las patitas tiesas y con el pico hincao debajo el ala. Acuérdate del Tufos. -Ya me acuerdo. -El pobre era novato, y, lo que pasa, se durmió como un pipi en la rejilla que hay en el Real encima de la máquina. Al prencipio, está claro, el calorcillo, mejor que si estuvieras entre mantas; pero como te pille algo atrasao y te quedes dormido cuando apagan, ya se sabe, te pasa lo que al Tufos, que el pobre por novato ahuecó el ala. -Bueno; pero eso á ti, que eres antiguo, no te puede pasar. -Y no me pasa; pero créeme á mí: ¡si es que no encuentras donde pasar las noches abrigadas I Ahi tiés la Presidencia, por ejemplo; pues desde que empezaron las escarchas, pa encontrar un rincón en las garitas tiés que llevar tarjeta de Sagasta. -1 Que no encuentras. Gambeta, que no encuentras! -Ya ves tú, cuando yo he vuelto á mi casal- -Sí que está too muy malo. ¡Ya lo creo I Y tú, ¿qué te haces? ¿Yo? Pues chico, nada. Yo he caído con suerte. ¿No te acuerdas que en la puerta de Apolo la Tartaja me distinguía mucho y me vendía La Corres pa que no me molestara? Bueno; pues se picó la Matos eZos, y esa, además de darme las ganancias, pues me alquiló una parte de su casa; y como ella trabaja, pero en firme, y yo no he olvidao á la Tartaja, V y V j -H Vp. i i- S pues ahí ves tú por qué los compañeros dicen que soy el golfo de las damas. -No es más que suerte, Piri. -Suerte y físico. -No te diré que no; todo hace falta. Conque queda con Dios. -Adiós, Gambeta. Me alegraré que te diviertas. -Gracias. 11 Lista grande 11 Red ios, vaya una vida, no poder ir siquiera á la parada 1 Draojo D EDERTAS K í iísfJ, j J r CELSO LUCIO I