Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PIDAL KN FAMIUA Cuando era niño adquirió hercúleas fuerzas. Usaba larga melena, que le valió un apodo entre sus camaradas y com pañeros de estudios: le llamaban el león del Retiro. Se despertó en él, tempranamente, un carácter impulsivo y beh oso Cuéntase que en cierta refriega con su amigo el marqués de Povar, le rompió un brazo. ¿Quién no conoce á Pidal cazador? Sus aficiones á loa deportes cinegéticos le han proporcionado gran fama. JS o se dedica á la caza pequeña, sino á la de peligros y riesgos sin cuento. En estas aventuras ha demostrado poseer un temerario é inverosímil arrojo personal. Varias veces se ha visto á los bordes de la muerte. En Mérida le dieron un tiro que casi le mata; más tarde, poco faltó para que se ahogase en el mar, junto á la costa de Gijón; después cayó despeñado por los Picos de Europa... Alguien cree que hasta en su matrimonio han influido sus inclinaciones á la caza. Como que tomó por esposa á la hija de un renombrado cazador, el marqués de Campo Sagrado) Por cierto que sus virtudes prolíñcas le han servido para ganar en buena lid, según la máxima de Napoleón, el concepto de ciudadano modelo. Ha tenido dieciséis hijos, de los cuales viven trece, todos ellos robustos, inteligentes y La vida íntima de los personajes suele encontrarse llena de vulgaridades. Al cabo y al fin, son hombres como los demás. Pero, sin embargo, difícil es que no ofrezcan una nota singular, un rasgo distintivo cualquiera. Pidal, por ejemplo, muy partidario del abate Kneipp, hace una cosa nada corriente. Se levanta muy temprano y se sumerge en seguida en un baño de agua fría. Por la tarde, á las siete, toma otro bafio también frío, pero sólo de pies. Estos, después, se los calza sin secárselos. Hablar de las condiciones oratorias de Pidal es decir lo que todo el mundo sabe y conoce. Su primer discurso fué pronunciado en una reunión familiar, en casa del marqués de Heredia. Allí se reunían muchos jóvenes que luego han llegado: Azcárate, Núfiez de Arce, Moreno Kieto y otros. Cuando va á hablar en público, su única preparación consiste en repasar á fray Luis de León y leer un discurso de Lacordaire y un artículo de Benan. ABalmeslo hojea constantemente; como que ya se lo sabe de memorial GABRIEL B E S P A S A Fotografías ¡e M. Franzen, hechas expresamente LA TERTXJI, IA POLÍTICA para BI. ANOU Y NBOKU