Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La madre acariciando Lolo y María Luisa. L A M A D B R arrojándose con los brazos abiertos á María Luisa y LoZo) Hijos míos! ¡Pobres hijos mfos! ¡Vuestro hermano Antoñín se m u e r e I Les llena 1 cara de besos y sollozos. E L pAnBB. -Pero, mujer, ¡por Dios! reflexiona. (Dando un grito. ¡Mí hijol ¡mi hijol Ss deja caer en una silla y llora con la cabeza entre las manos. E L AMIGO. -Vaya, vaya, u n poco de calma, ¡por los clavos d e Cristo! Todavía no se ha perdido todo. El médico í iee H t y que serenarse, hay que vivir para estas pobres criaturas Ea, n n poco de reflexión, y liA MADHK (acariciando á Lolo y María Lrdsa) ¡Era t a n b u e n o l ¡un angelí ¡Tan cariñoso! ¿verdad, hijos mios, que era n n ángel vuestro hermanito? (Sollozando. ¡Y se va y m e lo quitan! ¡IVIe lo quita Dios! ¡Dio que es t a n bueno! ¡Que era tan bueno cuando m e! o dio! (Las lágrimas ahogan su voz. Eu P A B B E cogiéndole una mano) -yiajer, mujer, no digas eso. H a y que tener resignación. Ya ves, yo sufro mucho, yo sufro imicho (besándole la mano, que llena de lágrimas) y tengo fuerzas y no lloro. (LfiLO y M A S Í A L U I S A parecen consternados, pero de vez en cuando se dirigen miradas de odio y envidia. De pronto LoLO dice sottu voce: LOLC- -La cajita de conchas LA. M A D R E levantándose bruscamente) Yo quiero verle antes de morir! ¡Déjenme ustedes! ¡Tendré valor, sorberé m i s lágrimas, ahogaré mis sollozos! ¡Pero que yo le vea expirar! ¡Lo quiero, lo quiero! E L P A D E E -N O no, quédate aquí. Yo voy. No quiero que vayas. Los h o m b r e s somos hombres. Yo estoy tranquilo. Me duele mucho el corazón pero se pasa. Quédate aquí con nuestros hijos. Ellos t e besarán mucho ¿Verdad que besaréis mucho á vuestra pobre mamá? Yo voy; ¿no es cierto, amigo mío, que no debe venir? Vamos, u s t e d m e acompañará; usted m e dará fuerzas para E L AMIGO. -Sí, vamos, vamos. (A la madre. ¡Valor, pobre amiga m í a! (El padre el amigo salen. L A MADEB (desplomándose) ¡Antonio de mi vida I Llora. LoLO sotto. voce y en tono de desafío) -Para mí. M A K Í A L U I S A (e eí wsmo t (mo) -iMentira! (Pausa. La madre ñgue llorando. M A B Í A L n s A (con voz zalamera y apartándole el pañuelo de los ojos) -Mamá, u n beso. L A MADRK. ¡Sí, muchos, muchos! L O L O -A mí t a m b i é n (La- los besa con encarniz 2 viienio. L Á MADEE. -Vosotros sois mi consuelo, vosotros sois m i vida; vosotros, q u e queríais tanto á vuestro hermanito M A B Í A L U I S A (con acento dulzón) ¿Yerdad que su cajita de conchas es para mi? L A MADEE (sin fijarse en la pregunta. Y él os quería también t a n t o! ¡Cómo se reía con su cara de cielo jugando eon vosotros!