Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r- r s 1 i ñ i v KI 1 ai í- j TEATRO DE LA VIDA LA CAJITA DE CONCHAS A L A S E Ñ O R A D O X A E O S A E I O G O I C O E C H E A DK MICON Cuarto modesto en la casa de una familia de la clase media. LoLo (MANOLO ha puesto enfila todas las sillas, convirtiéndolas en soldados. Este ejército avanza empujando LoLo la iiltim, a silla. Algunas veces el einpiije es tan brusco, que varios soldados caen al suelo con gran estrépito. Entonces el general se entusiasma. MAKÍA LTJISA, niña de seis años y hermana de LoLO, entra en la habitación con cara preocupada, y después de contemplar el ejército de su hermano dice: M A B Í A LUISA. -Mira, Lolo, h a n dicho m a m á y p a p á que no metas ruido. Antofiln está muy malo, ¿sabes? E n la alcoba están dos señores con barba, que le miran y le hacen tragar muchas cosas. LOLO. ¿Dulces? M A E Í A L U I S A -D e la botica. ¿A qué Jugabas? LoLO. -A los soldados. ¿Quieres jugar? M A E Í A L U I S A -N o porque haremos mucho ruido. Si tú quisieras, jugaríamos LoLO. ¿A qué? M A E Í A L U I S A -A señoritas y señoritos. (Lolo hace un gesto de disgusto. jTonto, si ea u n juego m u y b u e n o! ¡Se r í e una m á s! Mira, si quieres, t e daré la estampa del pájaro. LOLO (con los ojos muy abiertos) -Sí, sí; la estampa del pájaro. (Acordándose de pronto) ¡No quiero, está rota! M A B Í A L U I S A (contrariada) -Y u n alfiler de cabeza negra, ¿quieres? LOLO. -Sí, sí; u n alfiler de cabeza negra. (Con desaliento. No pincha! M A E Í A L U I S A (poniendo toda la carne en el asador) ¿Y u n lápiz? LOLO (entusiasmado) -Sí, sí; u n lápiz para pintar coches, y caballos, y sí, sí; u n lápiz. M A B Í A L U I S A -B u e n o p u e s yo era la señorita y t ú el señorito. Y o m e sentaba aquí (se sienta) y t ú venias á visit a r m e Y o era m u y guapa, m u y guapa, y muy elegante, m u y elegante. LOLO. -Yo era muy guapo, muy guapo. M A E Í A L U I S A -Y tú m e decías: ¿Oómo está usted, señorita? LOLO. ¿Cómo está usted, señorita? M A E Í A L U I S A (abanicándose con impapjel) -Y yo m e abanicaba. ¿Y los mños? decías tú. LOLO. ¿Y los niños, decías tú?