Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 r COSAS DE INVIESlíO LA NIEVE En las regiones septentrionales de larga y durísima invernada, la nieve es traje diario del invierno; no es espectáculo agradable por extraordinario, es condición ordinaria y penosa de la vida invernal, es cerramiento de caminos y sendas, es peligro de muerte para el caminante al derrumbarse de los ventisqueros en aludes; su blancura, en dilatada extensión ni blancura parece: con reflejos cenizosos y azulados, nubla de frío vaho el paisaje. En los países meridionales, la nieve es gala de la Naturaleza, traje de un día señalado, como para las mujeres el de primera comunión ó el de boda: blancos también como la nieve. Un día de nieve es un día más de fiesta para los meridionales; huelgan los trabajadores, huelgan los estudiantes, siguen holgando (con pretexto esta vez) los funcionarios públicos. ¿Quién sale de casa en día de nieve? Ni por obligación ni por necesidad sale nadie. El arte por el arte triunfa aquel día en la Naturaleza. madre del arte. Si alguien sale es por salir, por la nieve misma, por admirar paseos y arboledas, por hollar con pisadas silenciosas las calles algodonadas. Madrid, tan calumniado por el mísero aspecto de sus alrededores, ofrece, quizás por lo mismo, variadas sensaciones de países y de climas distiatos. Eu verano, su cielo es unas veces el cielo de Andalucía, de azul blanquecino, vaporoso; otras veces, el cielo africano, de nzul 5 S: 1