Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL TRIUNFO DEL SISTEMA La escena representa la p aza de Santa Anaá altas horas de la noche. En primer término la estatua de Calderón, que calla viendo las estrellas. El. telón de foro representa el exterior del teatro Español, de donde salen haciendo aspavientos y dando gritos las más aplaudidas y populares figuras del género chico; un chulo, una golfa, un municipal (indispensablemente, gallego) un cesante, un aeñoHto media lengua y otras hermosas creaciones por el estilo. ESCENA ÚNICA E L CHULO. -I Vamos, hombre, que tié pero rerpuchisi- ma gracia I Miá tú que soltarnos á estas alturas al Marco Antonio y á la Oleo Cleo... Oleo... v. LA GOLFA. -I Ay qué dios I Paices una culeca. ¿Ta dao algún aire por un poir si acaso? E L SEÑOEITO MEDIA LKNGüA Señoles, un poco de Selles un ga eóa, y- el Séspir un inglés que ni pintao pa darle el timo de los perdigones. LA GOLFA. ¡Choca! E L CHULO. ¡A ver! Pus no he de chocar! miá ésta! calma; la obla que ha tenido el honól de despeltal nuestla hilalidad, ée W ma, Cleopatla. EL CHULO. -Bueno, pus eso; Oleo y patasl E L MUNICIPAL. -Cuidaditu con lu que se habla; esa seSura ha sido reina en su tierra, y la autoridaz no puede consentir ataques embozadus... É L ÓsaANiLLEBO. ¿Y en cuerpo, so lipendi? E L MUNICIPAL (sin darse por enterado) -Digu que la E L SEÑOEITO. -Dice usted bien; tenemos que defendelnosá capa y espada. E L ORGANÍLLEKO. ¡Gachó 1 Pus güen drama va á haber. LA GOLFA. ¡Y que lo digas! Un drama de los de allá adentro; ¡de capa y espada! E L MUNICIPAL. -Creu qué se van ustedes por lus ce- autoridaz no puede consentir ataques á Ins altos poderes del Estado. LA GOLFA. -Pero, oiga usté, Romanones, si aquí no atacamos ni desatacamos á nadie... Aqül lo que se dice es que; allá adentro nos han querio dar gato por liebre, y esa no cuela. E L CESANTE. -Ni liebre, ni gato, señora; se lo asegura á usted un estómago virgen y mártir. LA GOLFA. ¿Pero á usté quién le ha dao vela en este entierro? E L TIMADOE. ¿Entierro? ¿hay algún entierro? LA GOLFA. -Paicen ustedes tontos de remate. E L CHDLÓ (en un arranque de sinceridad) -PA mí que rros de doña tJbeda, y que hay que poner los puntos sobre las íes. LA GOLFA. -Como á mí se me suelte la lengua, va usté á poner los puntos sobre las ies y sobre las jotas. E L MUNICIPAL (sin darse por aludido) -Aqnl se trata de que todus protestemus en nombre del género chico, que es el que priva EL SEÑOEITO. ¡Eso! ¡el que plival ¡el que pliva! en el alte y en todo; polque, al fin y al cabo, ¿qué es el Góbielno autonómico? TODOS. -Ergénero chico én Ta política. E L SEÑOEITO. ¿Y el legionalismo? TODOS. -El género chico en la patria grande. E L SEÑOEITO. ¿Y el encasillado? ToDOS. El género chico electoral. E L SBÑOEITO. ¿Y? el día que dejemos de ser tontos se acaba el género chico, sin que le valga ni la bula. E L OEGA; NIÍ- LEBC) -Bien; pero ¿en qué quedamos de doña Conpatasf EL CHULO. ¿En qué hemos de quedar? En que eso de loa lunes es un infundio, y lo de los jueves una lata, y el DIBUJO DE G S Ó AC N TODOS. ¡Basta! ¡basta! ¡mu bien hablao! ¡ole! ¡viva su señora madre! ¡abajo el Séspir I UNA voz SALIENDO DEL roso. ¡Hágase vuestra voluntad! Sé acabó el arte, se acabó la sindéresis, se acabó la dramática; pero ¿no conservaréis siquiera el castellano? LA GOLFA (al chulo) -El castellano, ¿tú le conoces? E L CHULO. -Sí, mujer, ¡de cuando fué ministro! Ahora está empleao en el Santo Sepulcro. -Telón. LUIR nOYO YTTJ. AXOVA.