Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
v- í- PORTFOLIO DE LA SEMANA Bli M I N I S T E R I O INSULAR Se volvió la tortilla. Los autonomistas, q ie hacían en la política cubana u n papel parecido al que se atribuye á San Jinojo en el cielo, son ahora los dueños del cotarro, y el viejo partido español con todas sus armas y bagajes, m á s los bagajes y armas de los cuerpos de voluntarios, yace en la desgracia, como derribado coloso entre cuyas grietas y j u n t u r a s brotan las hiedras y los jaramagos del flamante partido. Esta frasecilla está tomada taquigráñcamente de labios del Sr. Moret, que, como ministro de Ultramar, se ha quedado para vestir imágenes retóricas. Todo es júbilo en el partido triunfante. Como remate de la victoria, alcanzaron sus prohombres las cinco poltronas del Gabinete insular recién instaurado, y en sus departamentos respectivos. Montero puede codearse con Puigcerver, Gálvez con Sagasta, Govín con Groizard, Zayas con. Xiquena y Dolz con D. Trinitario. Al cabo y al fin, la política y la paz no es más que un tacto de codos. El regalo de España ha sido digno de la metrópoli. Sólo falta ahora que los ministros insulares, qi. ie hoy estáu como chicos con zapatos nuevos, no estén m a ñ a n a como chicoá con z ipat js anchos. DIBDJO DE M E C A C H I S