Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Toque de reunión. Saludo. Eeto de los jefes y formación de la cadena. Marcha en son de guerra. Invitación al baile. Ataque. La lucha. Alegría del triunfo. De estos tiempos ofrecemos á los lectores de BLANCO Y NEGKO dos transcritos para piano por el maestro Santesteban, que son los que más colorido dan á la célebre danza vascongada. El Moderato, cuyo ritmo majestuoso sirve para el paseo de las parejas y los desafíos, y el Allegro final ó ariñ- ariñ, remate frenético que le hizo escribir á Fray Gerundio allá por el año 42, cuando por vez primera vio un Aiirresku: En lo más entretenido de mis observaciones di c n mi reverenda humanidad en tierra: una de las vestales del blanco cendal se me había acercado y sacudido con sus postrimerías tan recio ósculo, que me hizo perder el equilibrio y acostarme en el campo, contra mis intenciones ¿Quién es el autor de la música del Aurreskuf La tradición le ha olvidado. La orquesta es tan primitiva como la danza. 8 e reduce á uno ó dos silbos vasca tibias de los romanos, chilibitúa de los vascongados) y un tamboril. El tamborilero es una institución. El cargo es hereditario, y no falta en ningún presupuesto municipal la correspondiente asignación, pagada con una religiosidad que para sí la quisieran los maestros de escuela de muchas provincias de España. El Aurresku es una danza eminentemente democrática. Forman en ella cadena las señoritas más empingorotadas junto á las más humildes caseras (campesinas) Nadie puede rehusar la invitación al Aurrpsku. Cuando existían los fueros y se reunían las juntas forales, bailaban la danza tradicional los venerables juntero 8 de la provincia. En la actualidad la bailan los diputados provinciales en las solemnidades populares: la última, en Julio del pasado año, en Oyarzun, con motivo de las fiestas euskaras. El año 1886 bailaron en la plaza de la Constitución de San Sebastián, y á presencia de la Eeina Regente, las señoritas más elegantes y los jóvenes más distinguidos de la sociedad donostiarra, vistiendo las parejas de rigurosa etiqueta. Los aldeanos visten para bailar la danza pantalón blanco, faja roja (ha de ser precisamente de seda) camisa blanca y boina encarnada. Los diputados provinciales visten de frac y sombrero de copa. El efecto es el mismo que si viésemos á aquéllos dirigiendo un cotillón en la sala de fiestas del Gran Casino. Dip. Ti. Tns DE DORDA ASGKL MARÍA CASTELL Pan Sebastiím, Noviembre 1897