Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
que entre ellas y el turrón, al iaáa pintado se le hace sin querer agua la boca; Una vez escogidas, se las deja qne se sequen tendidas á la sombra (claro que las almendras, no las chicas, I ojo con la prosodia 1) y se las mezcla luego con azúcarj miel y clara de huevo enl a perolas, vasijas, empotradas en hornillos, cuyo nombre da idea de la forma. E KTBB Alcoy y Alicante, en una cuesta pelada como pocas, perdida en las quebradas de un terreno lleno de arrugas grises y monótonas, guardada por las ruinas de un castillo se levanta Jijona, la patria del turrón, y, por lo tanto Meca de los políticos de ahora. De aquel humilde pueblo, así escondido de los picos escuetos á la sombra, sale, el clásico postre de las Pascuas de todas las provincias españolas. ¿Cómo se hace el turrón? Ay I el asunto requiere fácil y pedestre prosa, que estas operaciones de la industria á las trabas del metro no se amoldan; pero ¿qué se ha de hacer? ya los lectores están acostumbrados á estas bromas, pues no ha faltado ¡oh Dios I quien haya pueato la tabla de sumar en una oda. Cuando están las almendras limpias, peladas, mondas y lirondas, con cuidado exquisito se procede á escoger las más finas y aceitosas, sencilla operación que verifican, contando cuentos y cantando jotas, algunos centenares de mujeres, en su gran mayoría buenas mozas, de bronceada tez, de ojos rasgados, tan saladas, tan lindas, tan garbosas. ti éü- p TJNA PBROLA r-