Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL PREMIO GORDO Qné guerra de Cuba, ni de Filipinas, ni la otra que nos anuncian los carlistas para convalecer de estas dos I Todo eso no vale nada ante el acontecimiento del 23 de Diciembre. El premio gordo es la obsesión nacional durante u n mes. El premio gordo es el Mesías. ¡Agnus Dei quitollis apuros mnndil IY dicen que no hay dinero I Oc ío wíZ oíífs lleva recatida Gobierno para la lotería de Navidad decían los periódicos hace un mes. Y esto no era m á s que el principio de la juelga patria. Millones y millones para coger tres millones. Y después de haber dado todo lo que se le ha pedido para las guerras y de haber suscrito á todos los empréstitos, el país oye que se venden billetes para la gran lotería del año, y allá van millonadas todavía! J: fr M. f i H H B l H f f v i J T H H H A J B I Hi a f í S S- T f i ¿Pues dónde está la pretendida pobreza nuestra? Llegará u n momento (se dice) en que se h a b r á n agotado todos los recursos en hombrea diiK ¿Y qué haremos entonces? íiiiu liaremos? r. iii i i! imposible que no se le haya ocu 11 ido á ningún ministro de Hacienda. Ahí I- I I II ia idea á D. Joaquín López Puig (ci i r. o hay más que anunciar otra loteiia como la de Navidad, aunque sea mensual. Dinero saldrá del fondo de todos los baúles, del más rico al más pobre. Háganse al mismo tiempo corridas de toros á diario á partir entre el empresario y el Estado, y ábranse cuatro mil tabernas más y dos ó tres mil garitos, ¡y verán ustedes si hay dinero! El de los vicios n o se acaba líunca en España. Llora el pueblo miserias, y empeña el colchón para ver al Guerra; llora la clase media pobrezas, pero va al teatro Real y juega á la lotería; llora impuestos y pérdidas y quebrantos la aristocracia, pero juega al baccara millones al cabo del año. E s la eterna Espuña, pobre pero fantástica, siempre llorando y siempre pagando, siempre apurada y siempre rica. j El premio gordo! Todos lo esperan, y lo esperan de diferentes modos. Unos sueñan el número que ha de salir; y como Fulano de Tal soñó con el 13.454, se lo cuenta á todo el mundo; y esto de los sueños es muy delicado; y no pone él sólo, sino que ponen sus amigos, por lo que pudiera ser. Otros bus-